Nissan Kicks 2017, una pequeña escapada en carretera
26/02/2017 Reportes de Manejo

Nissan Kicks 2017, una pequeña escapada en carretera

¿Es suficiente el pequeño 1.6 litros para salir a carretera?

Nissan Kicks 2017, una pequeña escapada en carretera

Una de las grandes interrogantes que nos planteaba el Kicks desde que Nissan anunciara la motorización era precisamente si la potencia sería suficiente para movilizarla bajo un nivel de exigencia mayor al que plantea el uso citadino.

Durante la prueba exclusiva de la Nissan Kicks 2017 que tuvimos previo a su lanzamiento fue muy poco el tiempo de manejo en ciudad y mucho menor el de carretera. Sin embargo en esta prueba a tres meses el tiempo ya no es un problema.

El trayecto tampoco fue tan prolongado, aunque sí lo suficiente para emitir un juicio sobre el comportamiento de la Nissan Kicks en carretera. Recorrimos 120 km del norte de la Zona Metropolitana del a Ciudad de México hasta Ixtapan de la Sal en el Estado de México, principalmente se trata de autopistas, aunque debido al cambio de altura fue posible exigirle como se debe al pequeño 1.6 litros.

La Nissan Kicks y sus 118 hp se desempeñaron adecuadamente ante la exigencia de ritmos en el orden de los 120 km/h con tres ocupantes y equipaje suficiente para pasar un fin de semana. Aunque es un hecho que las subidas demandan más esfuerzo del cuatro cilindros de lo que me gustaría. Es necesario llevar el pedal de acelerador más al fondo, lo que ocasiona que la aguja del tacómetro se vaya más arriba y por ende también los consumos.

Lo anterior también significa mayor ruido hacia el interior del habitáculo y es que las transmisiones CVT tienen como característica el provocar un ruido que se percibe como de mayor esfuerzo por parte del motor. Aunque la filtración de ruido se define por factores como grosor de cristales, pared de fuego y presencia de materiales aislantes, en donde la Kicks no puede presumir demasiada sofisticación.

Aun así, en caso necesario la Kicks es capaz de subir pendientes a velocidades decorosas. Esto se explica gracias al contenido peso de apenas 1,142 kilos, es decir 254 menos en comparación con la Chevrolet Trax, por lo que los 22 hp adicionales que ofrece la Chevrolet se diluyen ante la citada diferencia. Incluso hablando de relación peso – potencia, el Kicks tiene un valor más favorable que Trax, 9.68 kilos por hp y 9.97 respectivamente.

En el cluster de instrumentos hay una gran pantalla que sustituye al tacómetro análogo y que puede desplegar información relativa al consumo, estado del sistema de audio, entre otras funciones, aunque no se si es por el contraste que ofrece o por la inclinación de la mica protectora, cuando le pega la luz cuesta trabajo ver bien la información que está mostrando.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos