Volkswagen Caddy pasajeros 2016 a prueba
06/01/2017 Reportes de Manejo

Volkswagen Caddy pasajeros 2016 a prueba

Probamos la versión para pasajeros con capacidad para hasta 7 personas en un auto relativamente compacto

Antecedentes

Esta es la primera vez que se ofrece la versión a pasajeros de la Volkswagen Caddy en México. Se trata de un segundo facelift a la tercera generación del modelo que utiliza la plataforma compartida con las quintas entregas de Volkswagen Golf, Tiguan, Beetle y Jetta.

Esto la coloca frente a frente contra la que era hasta ahora la única City Van ofrecida en el mercado mexicano, la Peugeot Partner Teepee. Otra competencia que podríamos incluir, aunque no está en el mismo rango de precios es la Toyota Avanza que también ofrece capacidad hasta para siete pasajeros.

 

Precio: $325,000 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Bajo el cofre encontramos prácticamente la misma mecánica que en el Vento. Esto es el cuatro cilindros 1.6L de aspiración natural que entrega 110 caballos de fuerza y 115 Lb-pie de torque a las ruedas delanteras mediante una transmisión manual de cinco velocidades. Como su nacimiento fue a partir de una Van de carga, no existe una opción automática para este motor.

A pesar de que parece un pequeño Polo hinchado, la realidad es que no es un vehículo pequeño con más de 4.8 metros de largo y 1.8m de alto. Probablemente lo más importante está en la distancia entre ejes que es de más de tres metros, dejando muy buen espacio para el habitáculo, tanto así que puede alojar hasta siete personas.

Hablando de seguridad, la Caddy 2016 cuenta con bolsa de aire para conductor y pasajero, ABS, control de estabilidad, diferencial electrónico para ayudarle a girar mejor en las curvas, asistente de arranque en pendientes y control de tracción.

Hablando de capacidades de carga, la Caddy puede arrastrar hasta 1,400 kilos de carga y sobre el toldo se le puede colocar hasta 100 Kg extras si se le ponen barras de carga.

 

Confort

Puertas adentro esta Caddy 2016 nos sorprendió por los buenos materiales y ensamble pues realmente no parecen pertenecer al que alguna vez fue un vehículo de trabajo.

En cuanto a equipamiento destacan las luces exteriores de LED, limpiadores automáticos, luces automáticas, entradas USB, conexiones de 12 volts y por supuesto el sistema de info-etretenimiento que consta de una pantalla como la que encontramos en otros modelos de la marca como el Golf en la cual podemos gestionar todas las entradas de audio y algunas funciones del auto.

Por supuesto algo que nos ayudó mucho fueron los sensores de estacionamiento en la parte trasera pues sí llega a ser complicado en algunas maniobras por las grandes dimensiones que platicamos antes.

Ahora, si observamos la parte trasera, veremos una puerta de gran tamaño para acceder a la cajuela. Esto es útil pues se tiene una gran área para introducir objetos grandes pero también se vuelve un problema para poderla abrir pues hay que tener en cuenta el espacio que necesita para abrirse cuando nos estacionamos.

El acceso a la tercera fila nos pareció más que adecuado pues la segunda se pliega fácilmente dejando buen espacio para subir y bajar sin problema. Además todos los asientos se pueden retirar y/o plegar para crear una superficie completamente plana si se quiere transportar de cosas de gran volumen… o hasta cambiarse de casa. Sin duda la practicidad es uno de sus fuertes.

 

Manejo

Los 110 caballos y 115 lb-pie de torque pueden mover bastante bien a un auto pequeño, pero la realidad es que esta Caddy 2016 pesa más de 1,400 kilos. Esto definitivamente se siente con cada aceleración y todavía más en las subidas o maniobras de rebase.

De todo lo demás no nos podemos quejar, está muy bien hecha e insonorizada, de hecho no parece haber sido alguna vez una Van de carga. Se mueve muy bien en las curvas, inspirando bastante confianza al volante pues la dirección nos pareció suficientemente comunicativa y la carrocería no se mueve excesivamente de lado cuando se cambia de dirección.

El desempeño es quizás el único punto malo que encontramos pero tampoco es como que sea para entrar a una pista, bien se pueden lograr promedios de 140 Km/h en carretera.

Quizás el equipamiento nos pareció hasta un poco excesivo pues la razón de no ofrecer un motor más sofisticado fue por costos pero por otro lado encontramos cosas que los usuarios no necesariamente pagarían como las luces de LED.

En ciudad es bastante práctica. Por un lado se tiene la versatilidad de una van, el espacio y la capacidad de hasta siete pasajeros pero con el tamaño de un auto compacto. Parece que no pero por lo menos en la semana que la probamos la llenamos dos veces a su capacidad total. Esto nos dice que sí existe este tipo de vehículos para siete pasajeros.

 

Conclusión

Ahí la tienen, la Caddy 2016 definitivamente aporta mucha sofisticación al segmento de las City Vans. Es sumamente práctica si se llega a requerir la capacidad de hasta siete pasajeros pero no se cuenta o con el dinero o espacio que requiere un SUV o crossover mediano o grande.

Ahora, el tema está en el precio pues no es precisamente barata. Este modelo cuesta $325,000 pesos, lo mismo que algunos SUVs pequeños. La Peugeot Partner Tepee está 14 mil pesos por debajo de la misma y cuenta con un mejor motor y desempeño pero no con el mismo nivel de ensamble, materiales y equipamiento… así que será cuestión de pensar qué es lo que estarías dispuesto a sacrificar, ¿desempeño? O ¿calidad interior?

Déjanos tu respuesta en la zona de comentarios.

 

 

 

¿Qué opinas? Cuéntanos