Razones para apoyar a Ford en lugar de castigarla
06/01/2017 Investigación

Razones para apoyar a Ford en lugar de castigarla

Si bien la cancelación de la planta en San Luis Potosí ha generado sentimientos agridulces, castigar al fabricante podría resultar peor para México

México es el séptimo productor mundial de vehículos y el primero en América Latina.

En nuestro país existen 18 complejos productivos de vehículos ligeros y motores, estos están distribuidos en 11 entidades federativas -Baja California Norte (Toyota), Sonora (Ford), Chihuahua (Ford), Coahuila (FCA México y General Motors), Nuevo León (Kia), Aguascalientes (Nissan), San Luis Potosí (General Motors), Jalisco (Honda), Guanajuato (General Motors, Honda, Mazda y Volkswagen), Estado de México (General Motors, Ford y FCA México), Morelos (Nissan) y Puebla (Audi y Volkswagen)-, mientras que ocho estados tienen plantas que producen vehículos pesados y motores -Baja California Norte (Kenworth), Coahuila (Freightliner), Nuevo León (International y Mercedes-Benz), San Luis Potosí (Cummins), Guanajuato (Hino), Querétaro (Scania y MAN Camiones y Autobuses), Hidalgo (DINA) y Estado de México (Freightliner, ISUZU y Volvo)-.

A esta lista hay que sumar los anuncios de inversión por parte de Toyota en Guanajuato, BMW en San Luis Potosí, Nissan y Daimler en Aguascalientes y Ford en San Luis Potosí, siendo esta última planta la que acaba de ser cancelada, pero hagamos un recuento sobre la marca del óvalo azul.

Ford Motor Company se estableció en nuestro país en 1925 por lo que se convirtió en la primera empresa de automóviles en México.

En 1962 comenzó a construir la Planta de Estampado y Ensamblaje de Cuautitlán -CSAP- e inicio operaciones el 4 de noviembre de 1964 - hace 52 años-. Para este complejo se invirtieron 3 mil millones de dólares en mayo 2010 cuando empezó la producción del Ford Fiesta.

La Planta de Motores de Chihuahua -CHEP I- inició sus operaciones en 1983 - hace 33 años- mientras que el CHEP II -diésel- inició sus operaciones en noviembre de 2009 -7 años-.

En diciembre 2012 se realizó un anuncio de inversión de 59.1 millones de dólares para la expansión de la planta diésel, y en esa misma fecha invirtieron 1.3 mil millones de dólares para el proyecto planta III Nuevo Motor.

Durante abril 2015 anunciaron la Planta de Transmisiones de Irapuato por lo que invirtieron 2.5 mil millones de dólares, generando 3,800 empleos directos.

Por su parte, la Planta de Estampado y Ensamblaje de Hermosillo -HSAP- se comenzó a construir en 1984 y se inauguró en noviembre de 1986 -30 años atrás-. En este complejo se invirtieron 1.2 mil millones de dólares más 1.3 mil millones de dólares en agosto 2012 para iniciar la producción del Ford Fusion (también en su versión híbrida) y Lincoln MKZ.

La cancelación de la inversión de 1.6 mil millones de dólares en México ha generado descontento, lo que ha motivado a la gente expresarse de diversas maneras en las redes sociales, muchas de ellos proponiendo castigar a Ford dejando de comprar sus vehículos. Adicionalmente, es importante aclarar que influyeron muchas variables para que Ford tomara esta decisión con respecto de su planta en SLP. Si bien la decisión se le atribuye a la presión de Donald Trump, hay que reconocer que la demanda de autos compactos como el Focus también está cayendo en EU, ya que los compradores están adquiriendo más SUVs y de hecho esto mismo explica el porqué la Ecosport llegará por primera vez a EU muy pronto

 

 

Sin embargo, un castigo a la firma del óvalo azul no es la respuesta, ya que miles de familias mexicanas tienen un empleo gracias a Ford. Si bien es cierto las inversiones de las firmas asiáticas como KIA, Toyota, Honda o Mazda nos llenan de orgullo y demuestran que México es un excelente lugar para que la Industria Automotriz invierta gracias a que la mano de obra es mucho menos costosa que en EU, nuestra excelente posición geográfica y enorme cantidad de tratados de libre comercio que tenemos, también lo es que las inversiones de Ford en nuestro país sobrepasan con facilidad a la suma de las inversiones de todas las asiáticas antes mencionadas.

En la planta de San Luis Potosí se iba a producir la nueva generación del Focus, sin embargo, pese a la cancelación del proyecto, este modelo SÍ se producirá en nuestro país, específicamente en la planta de Hermosillo, Sonora.

¿Qué opinas? Cuéntanos