Ford Ranger 2017 a prueba
21/09/2016 Reportes de Manejo

Ford Ranger 2017 a prueba

Manejamos la versión más equipada y con más poder de la gama

Antecedentes

Antes de entrar con los detalles de esta Ford Ranger 2017 en su versión XLT Diesel 4x4, es de llamar la atención como el tamaño de las pick ups, ya sea medianas o de tamaño completo, han evolucionado tamaño de manera sustancial con el paso de los años. Para tener una idea de lo que estamos hablando, al comparar esta Ranger 2017 con una de la primera generación podemos ver que la longitud creció más de medio metro, 69 cm para ser exactos. Esto quiere decir que una pick up compacta como la Chevrolet Tornado mide casi lo mismo que una pick up mediana de hace 20 años.

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Teniendo en cuenta este dato podemos que decir que las pick ups medianas segmento al que pertenece este Ranger no sólo han crecido en dimensiones, sino que también en popularidad. Y es que al tener un menor tamaño y menor consumo de combustible han hecho que nuestro país sean la opción ideal frente a las glotonas y robustas pick ups de tamaño completo o Full size.

Esta boga ha provocado que los fabricantes desarrollen camionetas más equipadas en cuestión de seguridad, tecnología y confort, tal es el caso de la Ford Ranger 2017 que con más de 30 años en el mercado se ha convertido en una de las pick ups más exitosas.

Si bien no se trata de una nueva generación, esta pick up producida en la planta de Ford en Argentina fue sometida a una serie de renovaciones que mejoran la imagen, desempeño y confort. Nada que ver con la primera Ranger que vio a luz en 1983.

Precio: $532,150 pesos 

Características técnicas y mecánicas

A diferencia de su antecesora que únicamente estaba disponible con el motor de 2.5 litros con 164 hp y 167 libras-pie de torque, en esta ocasión se suman dos motorizaciones a diésel, tan demandadas en vehículos de este tipo. 

En el primer caso tenemos un cuatro cilindros de 2.2 litros con 122 hp y 223 libras-pie de torque, mientras que el segundo que es l que porta la versión que tuvimos en nuestro poder es un cinco cilindros turbo de 3.2 litros con 197 hp y sobresalientes 347 libras-pie de par motor. Todo este poder es enviado por medio de una transmisión automática de seis relaciones al eje posterior o ambos ejes a través del sistema 4X4 con bloqueo de diferencial.

A diferencia de su antecesora e inclusive que sus competidores Nissan NP300 Frontier, Toyota Hilux, Chevrolet Colorado y Mitsubishi L200, la Ranger 2017 es la que luce la imagen más agresiva. Ello es producto del rediseño de la parrilla, faros y fascias. A mi modo de ver el frontal se asemeja mucho más a la Ford F-150 o Lobo como es nombrada en México.

En el caso de la versión que manejamos que es la XLT Diesel, el cromo se hace presente en la parrilla, estribos espejos laterales y manijas. Algo que también hay que destacar son los neumáticos todo terreno que envuelven los rines de aluminio de 16 pulgadas. Un punto negativo que encontramos en esta pick up es que aun siendo la versión más equipada y por consiguiente la más cara, pues vale $523,150 pesos, es que la puerta de la zona de carga no tiene chapa por lo que es muy fácil que los amantes de lo ajeno la roben.

Hablando de la dimensiones, esta Ford Ranger 2017 es la segunda más larga del segmento, ya que sus 5,354 mm la ubican por de debajo de la Chevrolet Colorado que mide 5,403 mm. Sin embargo, cuando se trata de masa sus 2,105 kilogramos la ubican en lo más alto, superando con 90 kilogramos a la Nissan NP300 Frontier Diesel.

Acerca de la seguridad sólo integra frenos con ABS y distribución electrónica de frenado y tres bolsas de aire -dos frontales y una de rodilla para el conductor-.

Confort

A diferencia de hace años, en donde este tipo de camionetas ofrecían un interior básico y rudimentario, es notable la evolución en cuestión de equipamiento sobretodo en las versiones más equipadas que están más orientadas más al confort que al trabajo rudo.

Del mismo modo que el exterior, el interior evolucionó sustancialmente, en especial la calidad de materiales, así como la configuración del tablero y cuadro de instrumentos. Aun así que los plásticos son de una mejor calidad, se quedan por debajo de lo que podemos encontrar en la NP300 Frontier. Quien si no tienen queja es el volante forrado de cuero dotado de botones para el control de crucero y audio, así como los asientos delanteros, que además de la excelente sujeción, la tela que los forra tiene un diseño y calidad bastante agradable.

Un punto más a destacar de esta versión son los displays que acompañan al velocímetro, la consola central refrigerada muy útil para mantener frias las bebidas, aire acondicioando de doble zona, el par de entradas USB, toma de corriente de 12 volts , la pantalla táctil de ocho pulgadas con el sistema de información y entretenimiento SYNC con MyFord Touch y el compartimiento ubicado debajo de la banca trasera. Una vez más debemos mencionar que para ser un vehículo de más de $500,000 pesos no se perdona que no equipe cámara de reversa y sólo integre sensores.

Manejo

Si bien en potencia, la Colorado y su V6 superan a esta Ranger con poco más de 100 hp, cuando se trata de torque -la cifra más relevante cuando hablamos de pick ups- la Chevrolet queda superada con 78 libras-pie. Incluso el empuje que entrega la camioneta de Ford es equiparable al de un V8 de gasolina de aspiración natural.

Vaya que este número de par motor se siente al momento de presionar el pedal de acelerador a fondo. Sin importar las más de dos toneladas de peso la Ranger despega de una manera intempestiva.

Durante esta prueba de manejo también pudimos constatar el excelente trabajo de la transmisión automática de seis relaciones, que si bien no es doble embrague cumple de manera sobresaliente su papel, así como el destacado comportamiento de la carrocería gracias a la suspensión. No obstante que se trata de un vehículo enfocado al trabajo, el rebote del eje posterior cuando la caja está vacía no es tan brincona como sus rivales, ya que absorbe bastante bien las imperfecciones del camino.

Lo anterior junto a una dirección asistida eléctricamente con una labor firme y una destacada insonorización de la cabina podemos decir que la Ranger da una sensación de solidez, me atrevería a decir que esta vez el manejo es más similar al de un SUV que al de una pick up. Tal vez lo único que queda a deber son los controles de tracción y estabilidad, así como los frenos de disco en las cuatro ruedas, ya que en el posterior son de tambor.

Si se trata de salir a terrenos complicados pero complicados en serio esta versión es la ideal, ya que además es la única de la gama que cuenta con tracción 4x4, bloqueo de diferencial y neumáticos todo terreno.

 Ahora bien, cuando se trata de transportar y remolcar, la Ranger 2017 en versión 4x4 diesel ofrece una capacidad de 1,095 kilogramos, esto la ubica como la de menor cabida frente a las demás versiones de la gama que promedian 1,350 kilogramos. Lo cierto es que cuando se compara con la NP300 Frontier Diesel, su rival directo, la Ranger Diesel 4x4 la supera con 200 kilogramos.

Respecto a las cifras de consumo combinado el tanque de esta pick up puede ofrecer una autonomía de 750 kilómetros, esto como consecuencia de un consumo promedio de 9 km/l.

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Conclusión

Indudablemente esta Ford Ranger 2017 es la que ofrece el manejo más solido del segmento, sin embargo, al ofrecer la mayor cantidad de torque hace que el consumo no sea tan mesurado como el de la NP300 Frontier. Asimismo, el precio de $523,150 pesos la ubica como la más cara de las pick ups medianas. 

 

 

Ford Ranger 2017 a prueba

¿Qué opinas? Cuéntanos