KIA Sportage 2017, prueba de mediano plazo
30/08/2016 Reportes de Manejo

KIA Sportage 2017, prueba de mediano plazo

Por dos meses, tendremos a prueba este SUV compacto que se ha colocado como uno de los más vendidos en nuestro país

La KIA Sportage sin duda se ha convertido en un modelo muy importante para la marca en México y es que ha cautivado a miles de clientes desde su arribo y ahora con esta nueva generación, todavía más.

Ya habíamos tenido oportunidad de probarla cuando se lanzó en nuestro mercado y de hecho te adelantamos que se fabricará en México en un futuro no tan lejano en la nueva planta de la marca en Pesquería, Nuevo León junto con el Forte sedán, Forte hatcback, Rio sedán y Rio hatchback.

Se trata de la cuarta generación del modelo y para nuestro gusto es la que mejor diseño ha tenido gracias al trabajo del Jefe de Diseño de KIA Motors, Peter Schreyer y su equipo.

Conviviremos con esta KIA Sportage 2017 por dos meses puesto que nuestra evaluación anterior fue de apenas una semana (como la gran mayoría de nuestras pruebas). En este tiempo tendremos oportunidad de encontrar cosas buenas y malas que a ti como usuario te podrían afectar tras haber adquirido un ejemplar de estos.

La versión que estamos evaluando es la tope de gama llamada SXL AWD con motor 2.4L en color “Mercury Blue” con interior de piel en color café que cuenta con un precio de $439,900 pesos.

La idea será alimentar esta nota de forma semanal, así que aquí vamos, no dejes de visitar este espacio.

 

Semana 1

Por: Héctor Mañón

Empezamos esta prueba de dos meses con la Sportage como asistente y es que ¿qué mejor manera de probar la capacidad de carga que llevando todas nuestras cosas para la producción de fotografía y video? Cargamos maleta de cámaras, drone, tripiés, chamarras (para no morir de frio claro), agua, comida y por supuesto la maleta para el gimnasio probando que la cajuela es bastante amplia inclusive sin abatir los asientos. Claro que no termina ahí pues también nos funcionó como “camera car” al llevarme a mí de fotógrafo asomado por la ventana para lograr las tomas que necesitamos y a Luis y Jorge como camarógrafos para la cuestión del video (sí, así es como trabajamos). Las plazas traseras cuentan con mucho espacio para este fin… y para que Luis se “aventara” un pequeño descanso de regreso a la oficina.

Otro punto a favor es el sistema de apertura de la cajuela con el que únicamente tienes que permanecer cerca de la parte trasera del auto (siempre y cuando traigas la llave, claro) por tres segundos y el portón se abre automáticamente. Lo malo de este sistema es primero, que hace un montón de ruido (como 3 pitidos muy fuertes) antes de abrir, algo no muy conveniente para los vecinos cuando sales a las 5:00am entre semana y que para cerrar la cajuela necesitas oprimir el botón en la cajuela o en el control remoto. Así que podemos decir que es muy útil cuando vas a cargar pero no tanto cuando vas a descargar.

 

 

Semana 2

Héctor Mañón

El botón para mover los modos de manejo está un poco escondido, o bueno… tal vez no tan escondido sino más bien en un lugar que es fácil que pase desapercibido y la verdad es que es una lástima pues en verdad cambia la experiencia de conducción en esta Kia Sportage 2017.

Éste se encuentra al lado de la palanca de cambios y el freno de mano eléctrico. Su funcionamiento es muy simple: aprietas una vez y entra en modo ECO, otro click más activa el modo Sport y finalmente un tercero hace que entre en modo normal. Estas acciones están respaldadas por unas luces en el tablero. ECO se activa en color verde… bastante obvio, mientras que el Sport es de color ambar.

Decimos que es una lástima porque fácilmente se te puede olvidar activarlos y ayudan mucho tanto como para ahorrar combustible como para obtener una mejor respuesta del conjunto mecánico, provocando que la transmisión le permita al motor subir más de revoluciones antes de cada cambio.

De esta forma, mientras circulamos en el tránsito citadino pesado, activamos el modo ECO y cuando salimos a carretera o queremos llegar más rápido a un lugar, seleccionamos el modo Sport.

 

 

Semana 3

Héctor Mañón

Conforme han avanzado los días con esta Sportage, notamos que la aguja del nivel de gasolina avanza bastante más de lo que quisiéramos. Con realmente poco uso, se nota que la eficiencia no es la más alta con este motor 2.4 litros y el sistema de tracción integral. Recordemos que la versión que estamos evaluando es la tope de gama con la cual efectivamente ganamos muchas amenidades, piel en los asientos y el enorme quemacocos que llega hasta las plazas traseras pero también incluye la tracción integral que siendo sinceros, no vemos mucho caso tener para las condiciones del día a día que nos hemos enfrentado.

Si tomamos en cuenta que nuestro promedio de kilómetros recorridos con un tanque ha estado entre los 380 y 430 Km y que la capacidad total del tanque de combustible es de 62 litros, entonces, si las matemáticas no nos dejan mentir, hemos obtenido un rendimiento de entre 6.2 y 7 kilómetros por litro.

Creemos que entonces la mejor opción si quieres todo el equipamiento pero sin sacrificar el tema de consumo de combustible, es la llamada SXL “a secas” que cuenta con el mismo equipamiento pero sin tracción a las cuatro ruedas. Por si fuera poco, las versiones SXL y SXL AWD con motor 2.4L están a $20,000 pesos de distancia, ampliando todavía más el ahorro.

 

 

Semana 4

Héctor Mañón

Este fin de semana tuvimos que mover algunos objetos grandes como una mesa plegable que llevaba mucho tiempo en casa y por cuestiones de espacio necesitábamos ya devolver. La cosa es que no habíamos tenido un auto suficientemente grande como para moverla así que pensamos obviamente en así probar la capacidad de objetos grandes de nuestra Sportage de dos meses.

Esto nos daría oportunidad de probar el sistema de plegado de los asientos y por supuesto qué tanto volumen puede alojar.

La tarea inició desde la cajuela para encontrar que para plegar los asientos es necesario abrir cada puerta trasera para operar una palanca al costado que nos permite no solo reclinar el asiento si se requiere sino también guardarlo de forma plana con la cajuela. En este sentido, encontramos más prácticos otros sistemas como el que usa Honda en la CR-V que te permite hacerlo desde la cajuela.

Al llegar al lado derecho del auto y querer guardar el respaldo trasero, encontramos que la posición del asiento delantero estorba con la cabecera trasera… así que tuvimos que abrir otra puerta –la delantera derecha- para operar el mismo y hacer espacio para que se pudiera bajar hasta la posición plana.

Finalmente logramos completar la tarea del plegar los asientos y metimos la mesa para encontrar que apenas entraba de largo, así que tuvimos que abrir una vez más la puerta delantera derecha para mover el asiento lo más posible hacia adelante y así hacer espacio. La Sportage definitivamente luce más grande de lo que es, por eso nos confiamos, pero sus 4.480m de largo al final sí lograron acomodar la enorme mesa… con trabajos, pero sí.

 

Semana 5

Giovana Ferreira

Continuando con la prueba de esta novedosa SUV ligera, decidimos poner en juicio la semana 5 desde un punto de vista femenino.

Comenzaré con el interior pues al entrar a la cabina se percibe el encanto de un vehículo equipado, cómodo y seguro. Cabe destacar que los asientos son lo suficientemente amplios y cómodos para un viaje en ciudad o carretera, cuenta con diversos espacios para guardar objetos personales que resultan ser muy útiles durante el traslado a casa o el trabajo y la cajuela que a primera vista no pareciera ser muy espaciosa, te deja boquiabierta con la cantidad de cosas que puedes trasladar.

Otro de los aspectos que me llamó la atención, es la cantidad de elementos que encontramos en el tablero, aunque el diseño es un tanto desactualizado con tantos botones, la manera de interactuar con el radio, el aire acondicionado y Bluetooth, por mencionar algunos, es fácil y divertido. Para mi gusto, la cereza del pastel en cuanto al equipamiento es el enorme quemacocos de dos posiciones que te permite disfrutar de una luminosidad y vista impresionantes, siempre y cuando las condiciones climáticas lo permitan.

Ahora, si lo que queremos destacar de ésta versión es su capacidad de respuesta, logré probarla en diferentes escenarios con tráfico, carretera y curvas. El manejo en carretera a bordo de la Kia Sportage 2017 SXL AWD se disfruta al máximo, se siente la conducción de un vehículo potente y muy seguro, el equipamiento multimedia permite amenizar el viaje con música y contestar el teléfono a través del Bluetooth sin arriesgar la seguridad del conductor y los pasajeros. Me gustó la respuesta al frenado, es rápido y firme, y también cabe destacar la suavidad de la dirección, todo lo que una mujer necesita para manejar cómodamente su vehículo.

En la ruta logré probar sus 181 hp que responden bastante bien a las empinadas y acentuadas curvas en subida, y su buen agarre cuando vas de bajada. En todo momento te sientes a bordo de un vehículo seguro y estable. Pero, como en toda historia de hadas siempre hay un villano, en condiciones de mucho tráfico el enemigo de nuestra Kia Sportage 2017 es el consumo de gasolina, si bien; logramos obtener casi 10 km/l en carretera, en nuestra querida Ciudad de México esta premisa se rompió, como nos comentaba anteriormente Héctor, el rendimiento es de casi 7 km/l, ¡tres litros de diferencia!

Como conclusión te puedo decir que la Kia Sportage 2017 resulta ser una buena opción de compra por su diseño innovador, espacios internos, su confort, alto nivel de equipamiento y lo mejor; ¡su precio es muy competitivo!, ¿qué opinas?

 

 

Semana 6

Luis Hernández

Durante este prueba de largo plazo no podíamos dejar fuera una salida en carretera. Aquí una vez más los grandes atributos de este crossover salieron a relucir. Por un lado tenemos el gran espacio que existe para los pasajeros de la fila trasera, sin problema alguno pueden viajar hasta tres adultos. Esta amplitud no sólo recae en el confort de los asientos delanteros y de la banca trasera, sino también en el espacio de la zona de carga.

Salir de fin de semana o vacaciones en esta Sportage no tiene impedimentos si cada pasajero lleva una maleta, inclusive si se tuviera que llevar más equipaje y no cupiera, queda como opción llevarlas en el techo, gracias a que cuenta con rieles para sujetar nuestras maletas.

Donde sí nos quedó a deber este crossover fue en el consumo de combustible. Cuando pensábamos que la aguja del medidor del tanque de gasolina iba a ser mesurado, encontramos todo lo contrario. Ahora bien, si la respuesta del motor fuera proporcional a la ingesta de combustible no tendríamos queja alguna, pero la realidad es que el 2.4 litros devora gasolina como un seis cilindros. Sin duda nada que ver los 13 y pico km/l que promete la marca con la vida real de 7 km/l.

 

 

Semana 7

Luis Hernández

En otro de los viajes carreteros que tuvimos con este SUV, pudimos recorrer una gran parte en asfalto y unos cuantos kilómetros más en terracería. Aunque en ciudad de nada sirve tener tracción en las cuatro ruedas, ya que en nuestro país es muy raro que caiga nieve o que los caminos estén congelados, al rodar en tierra pudimos sacar provecho del sistema All-Wheel Drive.

Es un hecho que el mismo recorrido en un sedán con tracción sencilla no nos hubiera permitido rodar un poco más rápido. Y es que además de contar con una mayor altura respecto al suelo, el tener poder en ambos ejes permite una mayor tracción y por consiguiente más agilidad en terrenos agrestes. Una gran ventaja del sistema de tracción total de la Sportage es la integración del bloqueo central de diferencial que permite una mayor adherencia en este tipo de caminos.

Si bien existen muchos vehículos que ofrecen esta opción, la ventaja de este crossover es que brinda un mayor confort que una pick up por ejemplo, aunque claro si se desea hacer un off-road más agresivo la Sportage no está capacitada para ello. Pero bueno, en caso de tener que rodar en caminos lluviosos, congelados o con tierra, el contar con potencia en las cuatro ruedas siempre brindará mayor estabilidad y seguridad.

 

 

¿Qué opinas? Cuéntanos