FIAT Uno Sporting 2016 a prueba
02/03/2016 Reportes de Manejo

FIAT Uno Sporting 2016 a prueba

Manejamos esta versión con look deportivo del pequeño hatchback proveniente de Brasil

Antecedentes

El FIAT UNO se ha convertido en pilar de la marca italiana en nuestro país pues representa el 39% de sus ventas en el mercado, o sea que es el segundo modelo más vendido solamente superado por el 500 o “chincuechento”. Proviene de Brasil y se caracteriza por tener este tema de cuadrados por todos lados como los faros, la parrilla, los rines, calaveras y demás detalles interiores.

Ahora, la línea Sporting se integra por versiones con un toque más deportivo de los modelos 500, Palio y Uno, además de los modelos Abarth 500 tanto en versión normal como convertible.

El Uno Sporting entonces se diferencia por los faros con biseles en color negro, fascias deportivas, escape doble al centro del vehículo con puntas cromadas, direccionales en los espejos laterales, limpiador trasero, luces de niebla al frente, franjas en las puertas, faldones, rines de aluminio de 15 pulgadas bitono y un spoiler en la parte trasera. Esto definitivamente le da un toque más sport y que a nosotros nos gustó mucho.

La versión Sporting entonces se sitúa como la tope del UNO, así que encontramos en la parte baja el Uno Attractive con un precio de $163,900 pesos, seguido de la versión Way que cuesta $179,900 pesos y finalmente la que estamos probando en esta ocasión.

 

Precio: $189,900 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Debajo del cofre encontramos la misma mecánica que en todas las versiones del FIAT UNO. Esto es el cuatro cilindros 1.4 litros con ocho válvulas, 85 caballos de fuerza y 90 libras de pie, acoplado a una transmisión manual de cinco velocidades que manda toda la potencia al eje delantero.

Los frenos son de discos sólidos adelante y de tambor atrás mientras que la suspensión es tipo McPherson con barra estabilizadora en la parte frontal y de eje torsional con ruedas tiradas y resortes para la posterior. La dirección se mantiene de asistencia hidráulica.

Con un peso de sólo 895 Kg y esta combinación mecánica logra un tiempo de aceleración de 11.1 segundos de 0 a 100 Km/h y una velocidad máxima de 170 Km/h.

 

Confort

Las diferencias interiores de esta versión Sporting contra las demás del UNO son los asientos deportivos con costuras en contraste y las manijas para abrir las puertas en color rojo, además del equipamiento como el aire acondicionado manual, computadora de viaje, controles de audio en el volante; cristales, seguros y espejos eléctricos; desempañador trasero y el sistema de sonido que consta de un radio con AM, FM, entrada para iPod, CD, MP3, USB y Bluetooth tanto para el teléfono como para dispositivos de música con esta función. Éste reproduce la música de cualquiera de estas entradas a través de seis bocinas distribuidas en el interior del vehículo.

En cuanto a seguridad, encontramos bolsas de aire frontales, cabeceras con ajuste de altura y cinturones de seguridad para las cinco plazas, frenos ABS y sensores de estacionamiento en la parte trasera.

El panel de instrumentos se forma de una pantalla de LCD al centro en el que se muestra la computadora de viaje, un tacómetro del lado izquierdo, el velocímetro al centro y en grande y a la derecha el nivel de combustible.

La calidad de los plásticos no es la mejor, tenemos que decirlo. Encontramos superficies brillosas y con un ensamble muy imperfecto. Esto es una lástima pues el diseño nos parece muy atractivo.

Encontramos espacios para guardar cosas distribuidos por toda la cabina como en los paneles de las puertas, debajo de la consola central, en el cielo del auto entre el conductor y el pasajero, en la guantera, un espacio especial para los lentes del lado del conductor y también un pequeño espejo convexo para observar a los pasajeros del asiento trasero. Suponemos que está más orientado para los papás que cuidan de sus hijos y no para espiar a los que viajan atrás. Encontramos espacio para cuatro personas adultas y un niño. La cajuela tiene una capacidad de 280 litros.

 

Manejo

Lo primero que nos llamó la atención al conducir este FIAT UNO Sporting 2016 es el “juego” de la palanca de velocidades que se siente muy imprecisa cuando realizamos los cambios. A veces cuesta trabajo seleccionar la velocidad que queremos y para estacionarse, la reversa está en el lugar donde normalmente la encontraríamos pero es necesario accionar un “gatillo” para hacerlo, algo que creemos es innecesario.

La respuesta del motor no es la mejor y creemos que se debe a que el motor cuenta únicamente con ocho válvulas a la cabeza, una tecnología que ya no se usa en los autos modernos.

La suspensión es muy confortable, aunque en las curvas se puede llegar a mover mucho la carrocería, los frenos responden bien y están respaldados por el sistema electrónico de ABS, una receta divertida y eficiente para la ciudad pero que en carretera nos quedó a deber.

Durante el tiempo de nuestra prueba, obtuvimos un consumo de combustible más o menos respetable pues el tránsito estuvo demasiado pesado y utilizamos bastante el aire acondicionado. Con todo y todo, logramos que nos entregara 10.8 Km/l que sí distan de los 11.9 prometidos por la marca para esta situación. En carretera mejoró bastante pero tampoco se acercó a los 16.4 que promete la marca, ahí nos quedamos en los 14.3 Km/l, en gran parte porque es necesario revolucionar mucho el motor para explotar mejor la potencia y con sólo cinco relaciones de la transmisión, las velocidades crucero quedan por encima de las 5,000 revoluciones por minuto.

 

Conclusión

Creemos que el FIAT UNO tiene una muy buena propuesta estética. Nos gustan todos los detallitos que tiene con temática de cuadrados tanto en el exterior e interior y con el tratamiento Sporting, luce como un coche mucho más grande de lo que en realidad es.

Los problemas que encontramos definitivamente están en la calidad de los interiores pues en la parte de abajo, digamos en lo mecánico, creemos que se percibe súper durable y de buena calidad pero todo lo que tocamos en el interior tiene unos enraces muy disparejos con plásticos duros y brillosos. Entendemos que se trata de un auto de entrada, uno económico, pero la realidad es que esta versión ya se mete en territorios peligrosos pues está ya muy cercana a los 200,000 pesos. Esto lo coloca directamente contra autos como el Chevrolet Spark 2016 que recientemente probamos y que tanto nos gustó o el Kia Rio que viene equipado con un motor más grande y seis bolsas de aire desde la versión de entrada.

Ok, también debemos de aplaudir el hecho que el UNO Sporting tiene muy buen nivel de equipamiento y que nos entrega cosas como los sensores de reversa en un segmento mucho más económico y que no vemos en sus competidores, pero la verdad es que el tema de la calidad interior nos quedó a deber, sobre todo si lo comparamos contra sus rivales de $190,000 pesos.

 

 

¿Qué opinas? Cuéntanos