Ford Lobo 2015, prueba de 3 meses
25/11/2015 Reportes de Manejo

Ford Lobo 2015, prueba de 3 meses

Ahora pudimos hacerle una prueba a mediano plazo a esta pickup grande

Antecedentes

Aunque si bien es cierto ya habíamos probado la Ford Lobo 2015, ahora nos tocó hacerlo por tres meses en lugar de una semana –que es lo que normalmente duran nuestras pruebas con todas las marcas. Y es que si bien nos gustó mucho el manejo y tecnología de la Lobo, encontramos algunos problemas con el ensamble y calidad interior a lo que Ford de México nos contestó que se trataba de una unidad de preproducción (o sea que no era la versión final que llegaría a las calles). Por eso mismo, decidimos darle una segunda oportunidad y convivir más con esta reina de las pickups.

El diseño para este modelo 2015 toma como base al concepto Atlas, develado hace algún tiempo en el Autoshow de Detroit y emplea aluminio para toda la parte de la carrocería para así eliminar 317 kilogramos respecto a la generación anterior. Es la primera vez que este material llega a un vehículo de trabajo como este y sin duda marcará un antes y un después en la industria.

Al igual que en nuestra prueba anterior, manejamos la versión tope de gama llamada Platinum con el motor EcoBoost y el máximo equipamiento interior.

 

Precio: $752,000 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

La Ford Lobo 2015 Platinum porta el motor V6 de 3.5 litros EcoBoost Biturbo que entrega una potencia de 365 caballos y 420 lb-pie de torque. En nuestro país encontramos una versión más con este motor llamada Lariat y otras dos versiones que equipan el V8 de cinco litros con 385 caballos y 387 lb-pie llamadas XLT 4x4 y XLT 4x2.

La transmisión de seis velocidades automática –la misma de la generación anterior pero con algunas ligeras mejoras- que soporta muy bien el torque del motor y es confiable para arrastrar y cargar

Encontramos un sistema de 4x4 que podemos seleccionar mediante la perilla en el tablero y del lado izquierdo del volante con caja reductora y bloqueo del diferencial en la parte trasero. Esto le da buenas credenciales fuera del camino –algo que también probamos en una pista especial de 4x4 y cuyo video puedes encontrar más abajo.

 

Interior

Aquí es donde empezó a cambiar nuestra perspectiva de la Lobo 2015 y es que hace unos meses cuando probamos la versión de preproducción, notamos que por ejemplo las puertas no cerraban tan bien como queríamos, o por lo menos tomaba más de un intento hacerlo. Con esta nueva Lobo la cosa fue bien diferente pues se siente mucho más robusta y las puertas cerraban sin problema.

Otro detalle que habíamos encontrado era un pequeño ruido en el asiento del conductor cuando recién echábamos a andar el motor, llegamos a la conclusión que era el sistema de masaje dentro del mismo asiento, una vez más podemos decir que ese detalle fue corregido en la versión definitiva.

El ensamble y hasta la calidad de los materiales mejoró significativamente. De hecho, en ese entonces aseguramos que la RAM estaba infinitamente mejor en este aspecto. Ahora, podemos decir que está casi al mismo nivel, sólo un poco más abajo puesto que la Lobo tiene un enfoque más de trabajo y necesita que los materiales sean más duraderos.

Algo que aporta la Ford Lobo 2015 al segmento es la iluminación 100% por LEDs, esto es tanto para las luces principales, direccionales, luces interiores e inclusive las que iluminan el área de carga.

El espacio en la parte trasera es inmenso, es más que en muchos autos de lujo. Además, la banca se puede plegar hacia arriba o hacia abajo para guardar cosas dentro de la cabina, algo muy útil.

Gracias al toldo panorámico, la cabina está bien iluminada y se siente muy espaciosa.

El sistema de info-entretenimiento de esta Lobo 2015 sí tenía muchos menos problemas que la anterior que probamos pero de todas formas en algunas situaciones se vuelve lenta la respuesta de la pantalla sensible al tacto y la conexión mediante Bluetooth de repente llegaba a fallar, fuera de eso, nos dejó mucho mejor satisfechos que antes.

 

Manejo

Aquí es donde encontramos menos diferencias respecto a la prueba anterior y es que la Lobo 2015 tiene un manejo muy disfrutable, cuenta con un motor que responde inmediatamente y gracias al uso de aluminio se percibe muy ligera. Ok, sí es un poco brincona cuando la superficie del camino no está perfecta pero de todas formas es muy tolerable y confortable.

Algo que notamos es que esta se sentía también más apretada, como mejor hecha y con ningún ruido. Una vez más, la calidad de ensamble salió a relucir.

La aceleración de la Lobo es más que impresionante para una pickup, puedes dejar fácilmente a deportivos de buen calibre pues con el V6 EcoBoost logra un tiempo de 0 a 100 Km/h de 6.5seg. ¡Es hasta más rápida que un Volkswagen Golf GTI!

Fuera del camino, tuvimos problemas únicamente con las inmensas dimensiones de la Lobo puesto que los sistemas mecánicos y electrónicos nos ayudaron mucho.

 

Conclusión

Después de utilizar esta Lobo 2015 Platinum por tres meses en todo tipo de situaciones (la llevamos al súper, a recoger niños, de viaje en carretera, como auto citadino, etc.) cambió completamente nuestra perspectiva con la anterior que como dijimos ya cientos de veces, se trataba de una preproducción. Nos terminó gustando muchísimo y la verdad es que fue un momento muy triste cuando tuvimos que regresarla.

 

 

Ford Lobo 2015, prueba de 3 meses

¿Qué opinas? Cuéntanos