SEAT Ibiza 2016 a prueba
30/10/2015 Reportes de Manejo

SEAT Ibiza 2016 a prueba

Estrenamos la nueva motorización 1.6 litros

Antecedentes

El Ibiza es una de las piedras angulares de SEAT en el mundo, se han fabricado más de cinco millones durante 30 años y hasta el Rey de España SM Felipe VI usó uno en sus años preparatorianos. En México tiene una buena pléyade de fanáticos que lo admiran y lo veneran como el vehículo juvenil por excelencia. SEAT sabedor de la preferencia del Ibiza en el mercado mexicano se ha avocado en ofrecer siempre un escalonamiento de versiones que van desde lo tecnológicamente avanzado como lo fue el Ibiza Bocanegra hasta unas más sencillas.

El Ibiza es obra de Luc Donkerwolke y data del 2008 con pocas variaciones, lo que resalta en esta versión es el paquete denominado “Color Pack” que permite escoger un color específico para ser empleado en diversas autopartes del vehículo así como dentro del habitáculo. Entre éstos están los rines de 16”, marco de parrilla, cubiertas de espejos laterales, vestiduras, costuras en volante-freno de mano-palanca de velocidades y contorno de ventilas, todo esto con el propósito de darle un toque único de personalización. La apariencia exterior se remata con luces de conducción diurna y la óptica trasera de LEDs.

Pues bien ya con todos estos antecedentes conozcamos de primera mano la versión intermedia de la gama de SEAT Ibiza en 2016.

 

Precio: $227,400 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Estrena un nuevo motor de cuatro cilindros de 1,6 litros (1,598 cc) con 16 válvulas, que entrega 110 hp en el rango de las 5,800 rpm y la fuerza de torque es de 114Lb-pie a 3,800 rpm. El motor está acoplado a una transmisión manual de cinco velocidades.

Las dimensiones son similares a las de los modelos anteriores con la misma configuración, es decir 4,061 mm para la longitud, 1,693 mm para la anchura, 1,445 mm para la altura, teniendo una distancia entre ejes de 2,469 mm y como última cota el peso es de 1,085 kilogramos.

El equipamiento de seguridad es suficiente, ofrece bolsas de aire para los conductor y acompañante, así como bolsas laterales (sólo delanteras), frenos ABS y controles de estabilidad y tracción.
 

Confort

El modelo 2016 estrena nuevo tablero, consola central, clúster de instrumentos y un renovado volante multifunción. Las vestiduras de asientos también son nuevas, pero como mencionábamos antes si se compra la versión Style con el paquete de personalización, éstos pueden combinar con los detalles del exterior según el color que se elija.

El sistema de Infoentretenimiento Media System cuenta con una pantalla táctil, navegador y dispositivo Full Link para conectividad con CarPlay de iOS, Android Auto al igual que MirrorLink.

 

Manejo

El comportamiento urbano es muy bueno, quizá la transmisión manual pueda llegar a cansar en momentos de tránsito muy denso, el pedal de embrague no es duro y el accionamiento de la palanca es preciso. Es quizá en estos momentos de poca movilidad cuando se extraña una transmisión automática, que no está disponible por el momento en la versión.

En carreteras y autopistas el comportamiento es bastante ágil, el 1.6L es bastante alegre y nos deja circular a buenos promedios, solamente nos queda un poco a deber en pendientes muy pronunciadas, en donde hay que jugar con la “caja” y estar constantemente cambiando entre 5ª,4ª y a veces hasta en 3ª para lograr mantener el ritmo.

En el rubro de la suspensión y sistema de frenos no hay la menor queja, podría decir que superan las capacidad del tren motriz por mucho, lo que nos da seguridad de trazar curvas con aplomo y sin titubear.

Gracias a la combinación del motor de 110 hp, la relación de peso-potencia es buena y por ende los consumos son una de sus cartas fuertes, ya que si no se abusa del acelerador se pueden obtener cifras de consumo cercanas a los 20 km/l en autopista y que ronden los 13 km/l en ciudad. La realidad es que los números obtenidos por Autocosmos se alejan de los 23.9 km/l para consumo en autopista y 15.6 de consumo en ciudad que ofrece el fabricante. Es bueno acotar que aunque nuestras mediciones son inferiores, las cifras nos entregan rendimientos y consumos muy decentes para un vehículo de su segmento.

La velocidad máxima (datos oficiales) es de 196 km/h, y el 0 a 100 Km/h lo hace en 9.8 segundos. Siendo honestos en nuestra prueba nunca sobrepasamos los 170 Km/h, ya que se trataba de un vehículo nuevo con menos de 300 kilómetros recorridos y aunque los motores modernos ya no necesitan “aflojarse” es menor no abusar los primero miles de kilómetros.

 

Conclusión

Sin duda una buena opción, no la tiene del todo fácil, ya que en el rango de los $220 mil pesos hay muchas opciones. El comprador no se sentirá defraudado y aunque la línea del Ibiza –con relación al resto de la gama de SEAT- empieza a verse madura, su diseño aun hace sonreír y gracias a las adiciones como el nuevo motor 1.6l, el “Color pack” y la conectividad de última generación le dan modelo un chapuzón en la fuente de la eterna juventud.

 

 

 

Probamos el SEAT Ibiza 2016

¿Qué opinas? Cuéntanos