Chevrolet Spark 2016 a prueba
30/10/2015 Reportes de Manejo

Chevrolet Spark 2016 a prueba

Manejamos antes que nadie la renovación del pequeño hatchback líder en ventas.

Antecedentes

El Chevrolet Spark (la evolución del Matiz para la marca), es el hatchback subcompacto más vendido en nuestro país. Llegó en 2010 y desde entonces se ha posicionado como uno de los favoritos de los mexicanos con más de 135,000 unidades comercializadas y con su permanencia en el Top 5 de ventas en el mercado durante todos los meses.

En el mercado mexicano hasta ahora se venían comercializando al mismo tiempo el Matiz - que originalmente llegara bajo el emblema Pontiac - y el Spark. SIn embargo la llegada del Spark 2016 supone algunos cambios en la composición de la gama, ya que el Spark saliente se mantendrá en el mercado ahora bajo la denominación de Spark Classic, mientras que el Matiz se deja de comercializar.

Esta nueva generación que se presentó oficialmente en el Salón de Nueva York de 2015, había sido anticipada por una de las marcas de General Motors en Europa, Opel. Y aunque ya te habíamos anunciado que empezaría ventas antes de que terminara el año en curso, hasta ahora nadie había tenido oportunidad de probarlo como nosotros lo hicimos.

El diseño -por lo menos a nosotros- nos pareció sumamente acertado, con elementos más cuadrados y una figura menos controvertida que la anterior generación. Ahora luce más elegante, serio y como más… maduro.

Se trata de una renovación completa que abarca desde la plataforma, diseño, equipamiento, mecánica e interior para llevar al pequeño subcompacto al siguiente nivel.

Por ahora solamente estarán disponibles dos versiones: LT y LTZ.

Pero dejémonos de habladurías y mejor vamos a conocerlo.

 

Precios:

-Chevrolet Spark 2016 LT: $159,900 pesos

-Chevrolet Spark 2016 LTZ: $188,400 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Esta es una generación completamente diferente a la anterior pero las medidas se han mantenido bastante similares, sólo es ligeramente más largo en cuanto a carrocería (41mm), 40mm más bajo y gana 10mm de distancia entre ejes, o sea prácticamente nada.

El propulsor para esta generación aumentó de tamaño pues abandona el 1.2L para sustituirlo por otro cuatro cilindros pero de 1.4 litros con 98 caballos y 89 Lb-pie de torque. Esto significa una mejora de 17 equinos y 9 libras pie de momento de fuerza.

Por ahora sólo se ofrecerá con la transmisión manual de cinco relaciones que manda la tracción a las ruedas delanteras. Sabemos que existe una automática CVT pues se anunció cuando se presentó el auto hace unos meses en Nueva York, pero por lo menos por ahora y de entrada no estará disponible, esperemos que pronto Chevrolet la ponga como opción en unos meses pues creemos que le abriría más puertas al modelo.

Algo que vimos en el lanzamiento del Spark 2016 en el Autoshow de Nueva York fue que anunciaba 10 bolsas de aire para el interior, pero ya que convivimos con la versión que llega a nuestro país, nos damos cuenta que se quedó en sólo dos. Eso sí, las dos versiones con las que inicia ventas en el mes de noviembre están equipadas con éstas. En cuanto al ABS, éste sólo viene de serie en la versión LTZ.

Los rines son de 14 pulgadas de acero para la versión LT mientras que en el más equipado serán de aluminio y de 15 pulgadas.

Los faros son de halógeno para ambas versiones sólo que en la LTZ también cuentan con detalles en LED además de las luces de niebla en la parte baja de la fascia. Atrás encontramos calaveras normales con focos de filamento y una tercera luz de freno en la versión más equipada. Los espejos vienen al color de la carrocería en la LTZ y negros en la de entrada.

 

Confort

El interior del nuevo Spark 2016 ha mejorado significativamente en cuanto a calidad de plásticos y ensamble, también abandona el panel de instrumentos de la generación anterior en la que se hacía referencia al de una motocicleta. En general se siente más sobrio, eso sí luce muy bien la pantalla sensible al tacto al centro del tablero de la versión LTZ que nos tocó manejar.

El tablero del Spark viene en color negro en la versión de entrada, pero en la LTZ se puede elegir entre cuatro diferentes combinaciones para las molduras y plásticos, está la negro con beige, negro con blanco metálico, negro con azul eléctrico y negro con negro brillante. Las vestiduras son en tela para ambas versiones, sólo cambia el estampado en azul como el a versión que estamos probando que es la LTZ.

Los asientos delanteros cuentan con ajuste manual de dos posiciones en la versión LT pero en la LTZ, el del conductor cuenta con cuatro ajustes. Algo que nos llamó la atención es que todos los cristales son eléctricos, los cinco cinturones de seguridad son de tres puntos pero las cabeceras no son de serie para la versión inicial.

La cajuela tiene una capacidad de 313 litros con los asientos erguidos pero se puede ampliar hasta 794 si los abatimos, eso sí no esperes una superficie plana y solamente se puede realizar en la proporción de 60/40, esto es algo que encontramos a lo largo de todo el segmento.

El espacio en la parte trasera no es mucho pero sí es muy bueno para un auto de estas proporciones, dos adultos podrán viajar bastante cómodos pues cuentan con espacio para meter los pies debajo de los asientos delanteros, espacio para la cabeza y en hombros. El asiento central sí es mucho más pequeño y recomendamos que se use únicamente para emergencias o para niños.

Ambas versiones vienen equipadas con aire acondicionado, eso sí, es completamente manual y de perillas.

El sistema de info-entretenimiento consta de una pantalla táctil de 7 pulgadas en la versión LTZ. Para la versión LT encontramos un equipo más sencillo pero que puede reproducir CD, MP3 y tiene entradas auxiliar, Bluetooth y USB con conectividad para iPod. Volviendo al de la versión equipada, se trata del sistema Chevrolet MyLink pero ahora cuenta con Android Auto y Apple CarPlay. Con esto, simplemente conectas mediante el cable USB tu Smartphone con cualquiera de estos dos sistemas operativos y puedes entonces utilizar los mapas y música de tu teléfono, además de los sistemas de reconocimiento de voz como Google Voice Recognition y Siri. El teléfono queda completamente inhabilitado pues todas las alertas se reciben directamente en la pantalla en el tablero del auto.

Esto creemos que le dará una gran ventaja sobre sus competidores, sólo esperemos que lleguen más versiones del mismo en un futuro.

 

Manejo

La sensación de mayor potencia se hace presente desde la parte baja del tacómetro. Este nuevo motor logra que se sienta más ligero y ágil en el tránsito citadino pues responde a cualquier toque del acelerador a velocidades bajas, en alta por supuesto la sensación cambia y hay que revolucionarlo más para lograr mejores recuperaciones.

De todas formas, gracias a la ganancia en potencia y torque con el cuatro cilindros 1.4L, el consumo de combustible en carretera mejora, ya que no hay que acelerarlo tanto para lograr buenos ritmos de velocidad.

La suspensión se percibe muy confortable ya que no sólo amortigua muy bien las superficies en malas condiciones sino que también absorbe gran cantidad de ruidos que llegarían a la cabina. Esto es algo que hay que destacar ya que el Spark 2016 está mucho mejor insonorizado que su antecesor, esto le da una sensación de calidad mayor.

Por si fuera poco, resulta que es un auto divertido de conducir, con una dirección rica (no muy comunicativa pero sí bastante corta), una palanca de velocidades con recorridos precisos y suaves y un tercer pedal de clutch que es muy fácil de operar en el tránsito.

 

Conclusión

El Spark 2016 representa toda una revolución para el pequeño hatchback. Ha mejorado en cuanto a calidad, diseño, ensamble y equipamiento. Nos gusta que le hayan dotado de detalles como los faros LED y el sistema Chevrolet MyLink con Android Auto y Apple Car Play, diferenciadores respecto a sus competidores que le dan la ventaja sin duda.

Después está el manejo, que si bien el anterior Spark lo hacía bastante bien, esta nueva generación sin duda ha resuelto problemas como la falta de potencia que era un desmotivador para muchos compradores. En verdad creemos que el Spark 2016 llega como el mejor dentro de su segmento. Estará interesante ver qué más tendrán que ofrecer las marcas competidoras en este saturado segmento del mercado.

Esperamos con ansias la llegada de la transmisión automática, ya que sus competidores como el Hyundai Grand i10 y el Mitsubishi Mirage (dos nuevos competidores del segmento) ya la ofrecen. Resultará intrigante ver cómo le iría al Spark con esto.

 

 

Probamos antes que nadie el Chevrolet Spark 2016 en México

¿Qué opinas? Cuéntanos