Ford Explorer 2016 a prueba
25/08/2015 Reportes de Manejo

Ford Explorer 2016 a prueba

La renovada SUV mediana llega con un rediseño exterior y equipamiento mejorado

Antecedentes

Explorer es el segundo nombre más importante para Ford, únicamente superado por Mustang y seguido muy de cerca por la serie F de camiones y es que desde su lanzamiento en 1990 se han vendido más de 7 millones de Explorers en todo el mundo convirtiéndola en el SUV más exitoso en Estados Unidos de los últimos 25 años.

Desde esta quinta generación, abandonó la construcción de Body-on-frame o de carrocería sobre chasis para convertirse en más bien un crossover al utilizar la plataforma monocasco del Ford Fusion actual. Esto significó una mejora impresionante en cuanto a espacio, manejo en pavimento y rigidez estructural.

Ahora, para este año modelo 2016, Ford la renovó dándole una imagen más actualizada y mejorando el interior y equipamiento. De esta forma, vimos este rediseño de media vida de la Explorer por primera vez en el Autoshow de Los Angeles 2014.

El diseño desde su antecesora tenía rasgos muy parecidos a los de una Range Rover e incluso adoptó sistemas como el Terrain Management de la marca británica y… ¿qué pasó para esta renovación de media vida del modelo? la cosa se mantuvo igual pues el frente fue rediseñado, al igual que las calaveras,  los faros, luces de niebla y salidas de escape pero sigue pareciéndose bastante al nuevo diseño de la Range Rover. Esto no necesariamente es algo malo, ya que el SUV de lujo inglés es uno de los más atractivos e imponentes del mercado.

 

Precio

A nuestro país llega en seis diferentes versiones que parten desde los $552,000 pesos y llegan hasta la versión que nos tocó probar llamada Limited V6 AWD con un precio de $713,700 pesos.

 

Características técnicas y mecánicas

La parte mecánica de esta generación se mantuvo inalterada, con el V6 de 3.5L montado bajo el cofre que entrega 290 caballos y 255 libras pie de torque. La transmisión es la misma automática convencional de seis velocidades sólo que mejoraron el ajuste para hacer sentir a la camioneta más ágil.

Finalmente, en esta versión, todo el poder del motor llega a las cuatro ruedas mediante un sistema de tracción integral que además cuenta con un poco de capacidades offroad gracias al sistema de Terrain Management. Éste surgió desde 2011 porque los clientes de Explorer no sabían cómo utilizar todos los aditamentos offroad de generaciones anteriores. Por eso ahora con simplemente girar una perilla y seleccionar el tipo de terreno en el que nos encontramos, la computadora hace todo automáticamente para poder librar los obstáculos a los que nos enfrentemos.

La dirección es eléctricamente asistida, los frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS y encontramos asistencias al conductor que van desde el asistente de arranque en pendientes, control de estabilidad y de tracción, sistema de preservación de carril y alerta de tráfico cruzado.

En cuanto a seguridad, encontramos seis bolsas de aire, cinturones inflables en la segunda fila y la estructura deformable para absorber la fuerza del impacto y proteger a los ocupantes.

 

Confort

Uno de los cambios más radicales para este año modelo 2016 fueron los materiales utilizados para el interior que mejoraron muchísimo en cuanto a calidad y ensamble. Otro punto clave es que se deshicieron de los controles touch de la consola central y los sustituyeron por unos tradicionales botones que son más fáciles de operar y más confiables. Además los postes A son ahora más delgados para mejorar la visibilidad hacia fuera.

La Explorer 2016 mejoró en cuanto a nivel de equipamiento pues además del sistema de info-entretenimiento MyFord Touch con SYNC II, navegador GPS y el control de clima automático de tres zonas, encontramos ahora cámaras de visión delantera y trasera con una cobertura de 180º y limpiador, sensores de estacionamiento laterales, portón trasero de apertura sin manos, luces de LED, cristales acústicos, park assist para estacionarse en perpendicular y en paralelo, gana puertos USB smart-charging que detectan el tipo de dispositivo y agilizan que se recargue la batería y los asientos delanteros con masaje incluido.

El sistema de audio es el firmado por Sony que cuenta con 12 bocinas y una muy buena fidelidad. Aquí podemos reproducir música desde el radio AM/FM y FM HD, CD, MP3, USB, iPod, auxiliar o Bluetooth y controlarlo mediante los comandos de voz o la misma pantalla sensible al tacto.

Encontramos tres filas de asientos en los que podemos acomodar hasta siete personas, aunque también existe la opción de comprarla con asientos tipo capitán en la segunda fila para mayor comodidad pero restando una plaza.

El acceso a las plazas traseras se realiza al plegar la segunda fila de asientos, dejando un área de buen tamaño para poder poner los pies y acceder a ellas. Lo sorprendente es que con todo y la tercera fila de asientos erguida, tenemos un espacio de cajuela bastante decente y claro que si lo queremos ampliar todavía más, los podemos guardar en la cajuela apretando un botón para accionar el mecanismo eléctrico.

 

Manejo

Finalmente llegamos a una de las partes más importantes y que definitivamente más nos gustaron de esta Ford Explorer 2016 pues se siente realmente Premium, los plásticos son mucho mejores que antes, al igual que el ensamble y la cabina es más silenciosa. Esta experiencia Premium empieza desde el arranque y acceso sin llave que resulta sumamente cómodo.

La respuesta del motor es muy buena, inclusive con el pesado sistema de tracción integral y la transmisión que si bien no recurre a tecnologías más modernas como un gran número de relaciones o al doble embrague, se siente robusta y hace los cambios bastante rápidos y suaves.

Obviamente al entrar en una curva se percibe un poco de movimiento de la carrocería pero es realmente comprensible y muy tolerable pues no estamos hablando de un SUV con pretensiones deportivas. Por otro lado, el agarre, gracias al sistema de tracción integral inspira mucha confianza.

Algo que nos llamó la atención fue el tamaño de los espejos laterales pues ahora son más pequeños que en la generación anterior por temas de aerodinámica y consumo de combustible, pero se sienten raros en una camioneta de estas proporciones, no quitan visibilidad pero sí estéticamente lucen extraños.

Al ser una camioneta de proporciones grandes, es difícil de maniobrar o estacionar así que Ford le dotó de un par de sistemas muy funcionales. El primero es el park assist que como su nombre lo indica, nos ayuda a estacionar la camioneta de forma automática tanto en cordón como en perpendicular, dejándole al conductor únicamente la tarea de acelerar o frenar, cambiar de drive a reversa y de vigilar la maniobra, el giro del volante lo hace la camioneta sola. El otro sistema es el de Park out que funciona exactamente igual pero para salir de la posición de estacionado. Esta es una función que estrena para el modelo 2016 la Ford Explorer y que se detalla en nuestro video que puedes encontrar en la parte de debajo de la nota.

Conclusión

La Ford Explorer 2016 sin duda es una muy buena camioneta que puede alojar hasta siete pasajeros y que con los cambios para este año modelo eleva la calidad y sensación Premium tanto del interior como del manejo. La competencia está reñida sí, con exponentes importantes como la Toyota Highlander, Nissan Pathfinder, Chevrolet Traverse y la recién llegada Kia Sorento pero creemos que después de poder probarla como se debe, la Explorer regresa al puesto de la mejor del segmento.

 

 

Ford Explorer 2016 a prueba

¿Qué opinas? Cuéntanos