SEAT Leon ST 2016 a prueba
14/07/2015 Reportes de Manejo

SEAT Leon ST 2016 a prueba

Los españoles le apuestan a un segmento casi olvidado en México

Antecedentes

Como ya es una sana costumbre en Autocosmos, hagamos un rápido recorrido por la historia de la marca y del modelo en particular, SEAT se funda en España en 1950, teniendo a la italiana FIAT como socio tecnológico, es más todos los autos SEAT eran FIATs con otro emblema, pero con apariencias y mecánicas idénticas, hacia los primeros años de la década de los ochenta, el Grupo VW empieza a tener empatía e intereses con la marca española, en 1986 VAG ya es dueño del 75% del paquete accionario, en 1999 y con amplios planes de crecimiento para SEAT, VAG adquiere el 99.99% de las acciones.

¿Por qué 99.99% de las acciones? El 1% restante desaparecido y nadie ha reclamado la propiedad de ese uno por ciento de la empresa. Por lo que posiblemente, dichas acciones estarán olvidadas en alguna gaveta en una vieja oficina del distrito financiero de Les Corts o escondidas en un gran ropero olvidado en una rancia casa en Montjuïc, en Barcelona, cuidad cercana a la planta de SEAT ubicada en Martorell, España

El SEAT León ST es un vehículo en donde el área de carga está integrada al habitáculo, de hecho las siglas ST significan Sport Tourer (de esa forma tipifican ese tipo de carrocerías en Alemania) conformación que aquí conocimos como “Guayín” o “Vagoneta” desde los años cincuenta.

Precio $323,100.00

Características técnicas y mecánicas

Si bien la versión ST, que aquí es correcto denominar en femenino: La SEAT León está fabricada sobre la plataforma MQB que sus hermanos de tres y cinco puertas también utilizan, pero con 27 centímetros más de largo, eso sí, sin afectar la distancia entre ejes, que es similar en las tres conformaciones de carrocería que ofrece la gama León de tercera generación.

Las medidas exteriores son las siguientes: Largo total: 4,535 mm, Alto: 1,454mm, Ancho: 1,816 mm, Distancia entre ejes: 2,636 mm. La capacidad de carga varía de 587 a 1,470 litros, en el apartado mecánico tenemos a las estrellas del producto; el motor 1.4 TSi que entrega una potencia de 140HP en el rango de las 6,000 rpm y una fuerza de Torque de: 184 Lb-pie entre las 1,500 a 3,800 rpm. El motor está acoplado a una transmisión DSG de siete cambios que envía la tracción al eje delantero y que le permite al vehículo de 1,291 Kg alcanzar a una velocidad tope de 211 Km/h, si quieres saber todas las especificaciones de la versión da click Aquí.  

Diseño Exterior

Las líneas están inspiradas en las del concepto SEAT IBe, que debutó en París en 2010 concebido por la pluma de Luc Donkerwolke y Alejandro Mesonero (hoy responsable de diseño de la marca española). El aspecto es definido de un vehículo con cuatro pilares laterales, pero que conserva todos los rasgos estilísticos de la gama León en donde lo que más resalta son las dos líneas que atraviesan los costados de lado a lado, y que enmarcan una construcción que integra perfectamente el “tercer” cuerpo de la carrocería que no se ve añadido. Todas las luces del vehículo son LED, y sin temor a equivocarnos la gama León es la primera del segmento en emplear esta tecnología para todos sus sistemas de iluminación, incluidas las frontales tanto bajas como altas.

Diseño Interior

El interior presenta algunas cosas que desconciertan, ese azúcar amargo que llamo yo. Los materiales son de primera, los plásticos y la combinación de texturas de los mismos es adecuada, mientras que la ergonomía es muy buena. Los detalles que a mi juicio la marca tendría que mejorar son las tapicerías de los asientos, que son de tela y que aunque no tiene queja alguna, el tipo de comprador que pudiera voltear a ver la versión ST del León se sentirá desilusionado al pagar más de $320 mil pesos y no ir sentado en tapicerías de piel (aunque sea Leatheratte).

Otro punto criticable es el sistema de audio, que aunque presenta una divertida interacción con los consumos del vehículo, también queda a deber, ya que la pantalla táctil es demasiado pequeña -para los estándares del segmento- y para colmo no es compatible con un iPod, o iPhone, ya que para obtener dicha compatibilidad alámbrica hay que comprar un cable aparte, claro lo que sí ofrece es el protocolo de comunicación vía Bluetooth para teléfonos móviles que también puede reproducir música por esa misma interfaz mediante el Audio Streaming (Bluetooth Audio) de forma inalámbrica, con la incomodidad de que la batería de nuestro dispositivo se descargará más rápidamente que si utilizamos un cable que además de protocolizar esas funciones carga el aparato al mismo tiempo.

Otra de las adiciones interesantes a la única versión que se comercializa es el inmenso toldo panorámico, el cual puede abrir el 50% de la superficie, y en el caso de que en ese momento el astro rey “nos queme el coco”, tiene una cortinilla de accionamiento eléctrico para aislar el área acristalada del toldo.

Manejo

La mejor parte de la evaluación, y el resultado era totalmente predecible, ya que la eficiencia de ese tren motriz 1.4 TSI + la transmisión DSG, el desempeño dinámico está garantizado.

El rodamiento es suave, y la transmisión efectúa los cambios de forma rápida, casi imperceptible, si no se abusa del pedal de acelerador las variaciones en las revoluciones son pocas y muy constantes, asi como el consumo, que nos entrega cifras oficiales de 18.3 Kms por litro con un manejo combinado (Carretera-Urbano), si se opta por manejar en modo “sport” haciendo los cambios manualmente con movimientos basculantes de la palanca la aceleración será mayor, y las distintas relaciones se pueden engranar a un mayor régimen de giro del motor, si el conductor no hace el cambio o literalmente se “pasa” de vueltas, entrará un gobernador electrónico con un corte de inyección de combustible, para no dañar el motor, si el conductor no hace caso a dicha alerta, el cambio de velocidad ascendente se ejecutará automáticamente, y si alguien quiere sentirse Nico Rosberg y llegar a las frenadas haciendo 4 cambios descendentes para frenar, el sistema simplemente no hará nada, quizá engrane la velocidad inferior a la que tenía seleccionada pero no hará más, también en aras de proteger el binomio motor-caja.

El agarre es sobresaliente, en parte por el incremento del peso vehicular, si bien la tracción es delantera y por lo tanto es un vehículo con tendencia a subvirar, la distribución de pesos lo hace ser mucho más neutral, pues la ganancia de peso es principalmente en la zona que soporta el eje trasero, por lo que el reparto de pesos hace del manejo del ST más neutral y predecible.

Como mero dato cultural, les comentamos que un SEAT León ST Cupra, con similar aspecto, pero con otra motorización rompió el récord en el temido circuito alemán denominado Nordschleife en Nurburgring, parando los cronómetros en 7:58.12´en manos del piloto Jordi Gene el pasado mes de mayo y convirtiéndola en la Station Wagon más rápida del infierno verde.

Conclusión

El León ST es un vehículo que hay que comprar más con la cabeza que con el corazón, ya que las guayines dejaron hace mucho tiempo de ser el vehículo de moda, por lo que se paga se adquiere un buen producto, con un diseño fresco.

Entra directamente en el terreno de las mini SUV, y pisa los callos en desempeño de más de una de ellas, si bien es poco comparable con lo que hay en el mercado, le costará trabajo atraer clientes, que estoy seguro que si la manejan, se quedarán con “La” Leon ST.

Es competencia directa en precio, más no en segmento de vehículos como la VW Tiguan (versión de entrada), Hyundai iX35, la nueva KIA Sportage y las versiones intermedias de la Ecosport de Ford y Chevrolet Trax Turbo.

 

 

SEAT Leon ST 2016 a prueba

¿Qué opinas? Cuéntanos