Dodge Attitude 2015 a prueba
11/03/2015 Reportes de Manejo

Dodge Attitude 2015 a prueba

Tuvimos en nuestras manos el nuevo subcompacto de la firma estadounidense, te revelamos todo lo que encontramos.

Antecedentes

Chrysler de México nos trae su nueva apuesta para llenar el hueco que tenía en el mercado de los subcompactos dentro de la gama Dodge, nos referimos al Attitude 2015. Este nuevo vehículo viene a sustituir al Hyundai Accent que empleaba el mismo nombre – pues con la llegada de la marca coreana a México- la firma norteamericana ya no pudo utilizar más los productos del fabricante oriental. Ahora para este modelo, optó por emplear autos de su filial Mitsubishi, utilizando entonces este sedán del manufacturador nipón llamado en otros países como Attrage –que no es más que la versión de tres volúmenes del hatchback que conocemos como Mitsubishi Mirage.

Para ser comercializado dentro de la marca Dodge, el Mitsubishi Attrage, sufrió un exhaustivo cambio de emblemas, incorporando el logo de la firma estadounidense en la parrilla como en el volante, al igual que el nuevo nombre en la parte posterior. Con esto, hemos de decir que Chrysler realmente hizo un buen trabajo para pretender que se “trata” de un nuevo vehículo –que a diferencia con los vehículos Hyundai, sí se notaba la característica “H” de la firma y sólo se agregaba la leyenda “By Dodge”. No obstante si te quieres ver quisquilloso, encontrarás el logo de los tres rombos como el nombre en el área del motor de manera diminuta.

A nuestro país llegan cuatro versiones, todas tienen el mismo motor pero dos son con transmisión manual de cinco velocidades y las otras dos con caja automática CVT, cada una cuenta con nivel de equipamiento diferente. En nuestro caso la que tuvimos a prueba fue la más dotada con transmisión manual de cinco relaciones denominada Dodge Attitude SXT Manual 2015.

Precio: $187,900 pesos.

Características técnicas y mecánicas

Como comentábamos este vehículo es la versión sedán del Mitsubishi Mirage, por lo que comparten tren motriz. Éste es un propulsor de 1.2L de tres cilindros con 76 Hp y 74 Lb-pie de torque. La tracción es delantera y se ajusta a una caja de cinco cambios.

La dirección es eletroasistida, mientras que la suspensión delantera es independiente McPherson con barra estabilizadora y atrás es rígida con eje de torsión. Los frenos son de disco adelante y tambor en el área posterior.

En el rubro de seguridad tenemos que ofrece bolsas de aire para conductor y pasajero, Frenos ABS con distribución electrónica de frenado (EBD).

Confort

Entre sus virtudes están que tiene una cabina amplia y cómoda para cuatro ocupantes. Trae aire acondicionado, seguros, elevadores, y espejos laterales eléctricos, así como encendido electrónico por medio de botón. El volante con ajuste de altura tiene controles de audio y es forrado en piel al igual que la palanca de velocidades. Para los asientos traseros, se cuenta con una amenidad bastante atractiva, un descansabrazos con portavasos, que lo hace muy útil para viajes largos. Por último la cajuela ofrece una capacidad de 450L.

Por otra parte entre las cosas que NO nos agradaron del todo son, el estéreo Sony aftermarket -creemos que por el precio debiera traer uno más estético- y que el sensor de apertura, el cual sirve también para encender el auto, está limitado para abrir sólo la cajuela como la puerta del conductor y NO para la puerta del acompañante, para hacerlo hay que presionar el botón del transponder.

Respecto al diseño,  es moderno; sin embargo dos cosas que no nos gustaron son los controles del aire acondicionado así como las manijas de apertura, son algo viejas a nuestro parecer.

Manejo

Lo primero que nos gustó del Dodge Attitude 2015 fue la suspensión tan suave y alta que tiene, esto es ideal en condiciones de calles mal cuidadas y para pasar topes sin problema. Asimismo hace un trabajo justo para adaptarse a cualquier curva o pendiente elevada.

Con respecto a la dirección, ésta fue de nuestro agrado a medias, ya que es muy dócil para moverse con facilidad en el tránsito, pero nos interesaría que fuera más rígida a altas velocidades, con promedios altos en autopista y carretera.

Como segundo punto tenemos que la aceleración no es su carta fuerte, es muy lento para llevar a cabo dicha acción –los 76 caballos realmente sufren al quererlos exprimir al máximo, ya sea en recta o en subida. No obstante a pesar de esto, algo que realmente agradecerás es el alto rendimiento de combustible (la marca habla de 27 Km/l) a nosotros nos dio de 19 a 20 Km/l, cifra bastante alta que con los altos precios de la gasolina, ayudarán mucho a tu bolsillo sin duda alguna.

Finalmente un punto que sí nos gustó y mucho, es la transmisión de cinco velocidades, con tiros cortos y la manipulación de la palanca nos permite hacer cambios rápidos y precisos

Conclusión.

Los puntos a favor del Dodge Attitude 2015 son el manejo suave ideal para ciudad. Su elevado rendimiento de combustible y la buena habitabilidad para los pasajeros. Así como las prestaciones de seguridad antes mencionadas.

Lo que no nos agradó, la pobre aceleración –aunque no fue concebido para ser un auto veloz, sino más bien familiar. El estéreo aftermarket y la apertura de puertas presencial limitada sólo a la puerta del conductor. 

Dodge Attitude 2015 a prueba

¿Qué opinas? Cuéntanos