Nissan LEAF 2015 a prueba
31/10/2014 Reportes de Manejo

Nissan LEAF 2015 a prueba

Vivimos la experiencia de tener un auto 100% eléctrico en México

Antecedentes

El  Nissan LEAF ha sido todo un éxito pues se han colocado desde su introducción en 2011, más de 115 mil unidades del mismo. Actualmente se vende en más de 17 países entre los cuales ahora está México, sumándose a otras iniciativas de auto 100% eléctrico como el BMW i3 y Renault Twizy los cuales ambos ya los probamos, además del Renault Kangoo ZE que será el primer vehículo comercial eléctrico que se venda en masa.

En 2013 tuvimos oportunidad de probar el Nissan LEAF antes de su llegada a nuestro mercado, dejándonos con muy buen sabor de boca, con todo y que la recuperación de energía no era tanta como esperábamos, mermando significativamente el alcance.

En este 2014, Nissan empezó la venta del LEAF en las ciudades de Aguascalientes, Monterrey y Distrito Federal sólo que no es el mismo que probamos hace poco más de un año ya que, como todo auto comercial, llegó a su actualización de media vida con cambios aerodinámicos, faros más grandes, fascias rediseñadas, un interior actualizado y todavía más importante, un modo de conducción en el que regenera más energía al soltar el acelerador.

De esta forma, ahora nos tocó probar el Nissan LEAF 2015, el mismo que cualquier cliente que quiera uno puede comprar en las concesionarias de la marca.

 

Precio: $545,400 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

El motor no ha sufrido cambios, así que encontramos el 100% eléctrico (no usa ni una gota de gasolina) con 107 Hp y 187 Lb-pie. La potencia puede no sonar a mucho para un auto que podemos catalogar como compacto pero es en la cifra de torque en la que se empareja ya que es exactamente lo que necesitas para contrarrestar el peso de 1,509 Kg provenientes en gran medida de las baterías colocadas debajo del asiento trasero y parte de la cajuela.

La tracción se manda al eje delantero mediante la transmisión de una sola velocidad y tanto la dirección como los frenos cuentan con asistencia eléctrica, como era de esperarse en un vehículo de este tipo.

Los frenos son prácticamente iguales a los que podemos encontrar en un vehículo con motor térmico, hidráulicos con discos ventilados atrás y adelante, además de los sistemas ABS y BA.

El LEAF es un auto bastante grande y que entra en el segmento de los compactos (Léase Mazda3, Ford Focus, Volkswagen Golf, SEAT Leon, etc.) con un largo total de 4,445 mm, un ancho de 1,770mm, una distancia entre ejes de 2,700mm (que le da muy buena amplitud en todas las plazas) y una altura que le hace parecer más una pequeña “camioneta” de 1,550mm.

Al haber manejado por una semana el LEAF nos encontramos varias veces con la pregunta de ¿cómo lo cargas? Y la respuesta es bastante sencilla pues es como si cargaras tu celular, directamente a la pared.

Existen tres diferentes tipos de cargadores, el primero es el que comentamos anteriormente y que se carga en una pequeña maleta en la cajuela. Con esta entrada de 110V –que necesita una toma trifásica y tierra física- el tiempo de carga de 0 a 100% toma aproximadamente 16 horas. La segunda carga requiere la instalación de un cargador de pared especial de 220V pero con ésta el tiempo de carga de 0 al 80% requiere de sólo cuatro horas. Este lo puedes instalar en tu lugar de trabajo o en tu casa de acuerdo a lo que más te acomode y se incluye en los planes de renta del LEAF 2015. Finalmente está el tercer cargador el cual ocupa la segunda entrada al frente del auto que es considerablemente más grande. Con ésta se necesitan sólo 30min para cargar el 80% de la batería y casi 50min para llegar al 100%. Actualmente sólo existen dos cargadores de este tipo en nuestro país, uno en Aguascalientes y otro en el Distrito Federal (glorieta de las Cibeles).

¿Cuánto dura la pila? Es otra pregunta con la que nos encontramos frecuentemente y a decir verdad es bastante relativa a tu manejo y geografía de tu ruta. La autonomía se ve directamente afectada cuando te encuentras una subida pronunciada, aunque también tienes la ventaja de que en la bajada puedes seleccionar el nuevo modo B de conducción en el que la frenada por recuperación de energía es más agresiva. Con todo esto, Nissan anuncia una autonomía con la carga al 100% de 130 Km reales que pueden aumentar si se cuida el uso del acelerador hasta 150 Km. Suficientes para moverte en ciudad hasta dos días pero no como para salir de viaje.

 

Confort

El interior del Nissan LEAF 2015 es de muy buena calidad con un ensamble impecable y plásticos suaves al tacto que no son brillosos. Hay que decirlo que todo en el LEAF es reciclable para continuar con el tema de proteger al medio ambiente que rodea a este vehículo eléctrico.

El espacio es de lo que más llamó nuestra atención ya que acomoda perfectamente a cinco personas en total confort y con una distancia impresionante entre las piernas de los que viajan en la segunda fila y el respaldo de los asientos delanteros. La cajuela, con todo y que parte de la batería invade el espacio, es de buen tamaño y profunda gracias a que no cuenta con una llanta de refacción (algo no tan bueno en caminos como los que encontramos en México) sino con un kit de inflado.

Los cambios para este modelo 2015 son muy pocos, con el nuevo volante multifunción de la marca con controles de audio, de velocidad crucero y ahora el botón de ECO en la parte derecha; el freno de mano que ahora es de pie y otras funciones en el sistema de info-entretenimiento al centro del tablero que nos dicen cómo estamos utilizando la energía al manejar.

Algo que nos llamó la atención es que con todo y que es un auto de más de medio millón de pesos, no cuenta con navegador GPS ni sistema de aire acondicionado de dos zonas. Éste sí es automático pero con ese precio, nos hubiera gustado contar con la comodidad de las dos zonas.

El sistema de audio cuenta con entradas de todo tipo que van desde AM/FM, CD, las clásicas USB y auxiliar, hasta el Bluetooth para el teléfono y reproductores de audio.

Algo bueno a tener es el sistema de cámaras de visión periférica el cual se apoya de una cámara al frente, dos de cada lado debajo de los espejos y la de reversa para mostrarnos una vistea “aérea” del auto y poder maniobrar con toda seguridad.

 

Manejo

Gracias a la llave de presencia, no es necesario sacar de tu bolsa la llave para abrir el auto o introducirla para dar marcha (aunque en realidad en el LEAF no se da marcha, sólo se alista). Simplemente se guarda en la bolsa y la detecta automáticamente, permitiéndote apretar el botón de Start/Stop para empezar a moverte.

Unos sonidos curiosos y bastante japoneses te hacen saber que el auto está listo, así que nada más es cuestión de mover la singular palanca hacia D o R y arrancar.

Lo primero que llama la atención es la ausencia de vibraciones y ruido al moverte, sin duda es una sensación extraña para quienes estamos acostumbrados a utilizar autos con motores térmicos. Fuera de esto, se maneja como un auto normal, eso sí uno que tiene muy buen torque pues con cualquier ligero acelerón, el auto instantáneamente se mueve, haciéndolo sentir ágil.

Esto de tener un motor eléctrico tiene buenas ventajas como la carencia de ruido y el torque instantáneo. Si hablamos de que es un auto orientado completamente para uso citadino, es lo ideal.

La sensación del pedal de freno es prácticamente la misma que en un auto común y corriente sólo que podemos seguir presionándolo hasta el final del recorrido pero no aumentará la potencia más allá de donde el ABS lo permita.

La suspensión es bastante relajada y en conjunto con la insonorización de la cabina entrega una experiencia muy confortable, a veces hasta nos sentimos en un auto ejecutivo Premium.

Si el rango de alcance no te importa o lo tienes más seguro, vale la pena exprimir la potencia que puede entregar ese motor eléctrico de 107 Hp y 187 Lb-pie ya que la figura de torque es más parecida a la que encontraríamos en un motor de cuatro cilindros turbo. La aceleración es divertida e instantánea ya que no hay que esperar a que suba de revoluciones para tener disponible el torque, simplemente está desde que presionas a fondo el pedal derecho.

En curvas se comporta bastante bien, gracias a que las baterías –o sea la mayor parte del peso- se encuentran en el piso del auto, bajando significativamente el centro de gravedad.

Pero esto no es lo importante pues al tratarse de un auto 100% eléctrico destinado a ciudad, el rango es lo que más te preocupa al manejar. Durante los primeros días de nuestra prueba, teníamos activado una opción que protege la vida de la batería en el que no permite que cargue más de 80%. Con esta carga, el auto entrega una autonomía de no más de 100 Km –puede ser bastante menos si se abusa del acelerador-. En nuestro recorrido de la casa al trabajo y alguna otra cosa que se nos atravesó en la semana rondábamos los 40 Km diarios, así que decidimos no jugárnosla y cargar el auto en cuanto llegábamos a casa.

Esto cambió al desactivar la función que limita el 80% pues una vez que llega al tope de la batería, la autonomía aumenta hasta los 144 Km (o por lo menos eso es lo que nos marcaba). De esta forma, logramos prolongar la carga hasta un día sí y otro no, aunque hay que decirlo, se necesita tener bien planeado el día para cualquier eventualidad.

Finalmente decidimos hacer una prueba más extrema de rendimiento pues lo sacamos a carretera, específicamente al aeropuerto de Toluca. El recorrido lo pensamos para ir y regresar sin cargarlo en el punto intermedio. ¿Cómo nos fue? De ida tuvimos que enfrentarnos a una subida pronunciada que nos llegó a quitar hasta el 40% de la carga, seguido de una bajada que nos recargó 8% así que llegamos con el 60% de la pila a Toluca.

Es importante decir que para esta prueba seleccionamos el modo ECO –que limita el uso del acelerador- y el modo B para regenerar lo más posible en la bajada.

De regreso, hubo un momento en el que bajamos del 20%, pero una vez más el modo de recuperación, regeneró la batería un 8% para terminar en 28% al final de nuestro recorrido. Con esto, el auto aún marcaba una autonomía –falsa ya que aún contaba que circuláramos de bajada- de 56 Km.

Al final del día recorrimos 104 Km y probablemente todavía teníamos pila como para recorrer otros 30 Km, lo cual significa que sí nos acercamos a lo que la marca promete. El problema es que llegas a tener un poco de ansiedad al no estar seguro de si vas a poder regresar a algún punto donde se pueda cargar el auto o te quedarás tirado con una bonita maceta en forma de auto al lado de la calle.

 

Conclusión

La experiencia de conducir un auto 100% eléctrico sin duda es disfrutable. Tiene algunos Pros interesantes como la calidad de marcha y que es más barato recargarlo que llenar un tanque de combustible. Obviamente también están todas las desventajas del alcance e incertidumbre de dónde cargarlo pero son cosas que creemos poco a poco irán cambiando conforme se popularice el tema de los autos eléctricos.

Nissan ya vendió poco más de 20 unidades en México hasta el momento de escribir esta nota, 20 personas que seguramente tienen un auto secundario para salir a carretera y que también tienen donde guardarlos.

Nissan está ofreciendo atractivos planes para amortiguar el alto precio de este modelo como financiamientos con el 20% de enganche y plazos hasta de 73 meses, planes de arrendamiento entre 12 y 48 meses en los que se incluye en cargador de nivel 2, además de tener la opción de cargar de manera gratuita tu LEAF 2015 en cualquiera de las estaciones públicas y de no pagar servicio de los primeros tres años o 60,000 Km.

A pesar de los incentivos que se ofrecen actualmente como no pagar tenencia, ISAN, no verificar y ser deducible, creemos que aún el precio está muy alto y que deberían de buscar otros incentivos para impulsar este tipo de vehículos como el no pagar en los parquímetros, tener lugares preferenciales de estacionamiento, etc. para justificar el problema –y costo extra- de tener un auto eléctrico en México. ¿Qué otra cosa te gustaría que ofrecieran al tener un auto 100% eléctrico?

 

 

 

Manejamos el Nissan LEAF 2015 en México

¿Qué opinas? Cuéntanos