Reportes de Manejo

Volvo V60 2012 a prueba

Una opción familiar diferente en relación con los populares SUVs y Crossovers

11/10/2012

Volvo V60 2012 a prueba
11/10/2012,

Antecedentes

Ya hemos hablado anteriormente de los retos que tiene Volvo en el mercado Mexicano, cambiar la percepción que el público tiene de la marca en nuestro país no es algo que vaya a suceder de la noche a la mañana y mucho menos es una tarea que podamos calificar de fácil.

Sin embargo, como dijera el CEO de la Alianza Renault – Nissan, Carlos Ghosn cuando se implementó el plan revival de Nissan hace años. “No hay problema que un buen producto no resuelva”.

Volvo está renovando de a poco su portafolio de productos y aunque todavía queda mucho camino por andar, la incursión de vehículos como XC60, el renovado S60 y ahora la station wagon V60 son buena noticia para su causa.

Es cierto que la V60 será en el mercado mexicano más difícil de ver que un Porsche 911, ¿la razón? Nuestro mercado no compra este tipo de camionetas. Es más, siendo muy fríos, ni Volkswagen con su imagen, tamaño de red de distribuidores y el hecho de que fabrica localmente pudo hacer del Golf Sportwagen (Bora en su momento) un producto medianamente exitoso. Con todo lo anterior no podemos dejar de mencionar que el V60 tiene mucho estilo y definitivamente cumplirá las expectativas de los pocos clientes que se animan a optar por este tipo de vehículos.

Precio: $534,900 pesos

Características técnicas y mecánicas

La motorización ofrecida es de cuatro cilindros y 2.0 litros de desplazamiento con inyección directa y turbocargador que entrega 241 hp y 236 lb pie de torque, que se acopla a una transmisión de doble clutch de seis relaciones. Tanto motor como caja son provistos por Ford y no son otros que el Ecoboost y la Powershift que vemos en productos como Fusion o Focus respectivamente.

La dirección es de asistencia eléctrica, mientras que la geometría de suspensiones es McPherson adelante y multibrazo atrás.

En el apartado de seguridad, además del sistema de prevención de accidentes a bajas velocidades City Safety, la V60 incorpora 6 bolsas de aire, ABS, Control de Estabilidad DSC, Control de Tracción, Control de Asenso en Pendientes, anclajes ISOFIX, etc.

Confort

En el interior, como buen Volvo el ambiente es minimalista, se nota la ausencia de cromos, inserciones en madera (que para colmo en muchos de los casos son imitación) y un tablero, consola y cluster de instrumentos de formas simples. Habrá quienes piensen que no luce tan sofisticado o tecnificado como un vehículo alemán premium, pero es parte de la identidad de la marca.

De cualquier manera es importante destacar que por lo que hace a la calidad de materiales y ensamble no hay queja.

En cuanto a las amenidades, el V60 equipa de serie prácticamente todo lo necesario; climatizador automático de dos zonas, asientos y volante forrados en cuero, computadora de viaje, Bluetooth, conexión USB e interfaz para iPod e incluso reproductores de DVD colocados en las cabeceras de los asientos delanteros, mismos que pueden reproducen de manera independiente. De cualquier manera hay dos puntos muy importantes que Volvo ha quedado a deber con el V60 considerando el nivel de precios al que se ofrece, el quemacocos por un lado (que personalmente no me molesta en absoluto su ausencia) y el navegador, que ya es cada vez más común en marcas generalistas y obligado en las premium.

Manejo

Tras el volante, el Volvo V60 resulta una experiencia satisfactoria, es un vehículo bien aislado y con buena calidad de marcha, si bien es cierto este cuatro cilindros es menos potente y brioso que el T6 con el que se ofreció a su llegada el S60, la realidad es que también es más ligero y por lo tanto el V60 es menos subvirante que el S60, claro está que también influye la configuración de la carrocería, que agrega peso sobre el eje posterior.

El desempeño del 2.0 litros turbo es excelente y al acoplarlo a la transmisión Powershift de doble clutch el aprovechamiento de la curva de torque es absoluto, sorprende entonces que Ford haya decidido no utilizar esta combinación para sus modelos Fusion y Escape, siendo que la respuesta es excelente, incluso a bajas velocidades el refinamiento de la caja fue bastante bueno.

Conclusión

El final del día, la propuesta del V60 resulta interesante, es un vehículo versátil con buena propuesta mecánica y de equipamiento. Aunado a lo anterior si se agregara el paquete Polestar y considerando que será más rara de ver que una nevada en Cancún, podríamos decir que logra un poco de ese innegable atractivo que tenían exponentes como el RS4 original.

Sin embargo, el problema del V60 y de Volvo en general no radica en el producto, sino en la percepción de la gente. La marca tiene que seguir trabajando duro para lograr un excelente servicio postventa, buen valor de reventa y respaldo hacia sus clientes para así lograr la manera en que el mercado percibe a los autos y la marca en general.


 

Visita también:

Galerías asociadas

Noticias asociadas

Comentarios

Búsqueda

Ingrese los términos de su búsqueda

Más Noticias