Los 10 Ferraris más bellos de la historia
31/08/2011 Investigación

Los 10 Ferraris más bellos de la historia

Escogimos los diez Ferraris más bellos de todos los tiempos

31/08/2011 Investigación

 

1.- Ferrari 250 GTO (1962-1964). El más exclusivo y uno de los más caros de todos los fabricados hasta ahora. Su nombre hace referencia al tamaño de cada uno de los cilindros de 250 cm3 del motor V12 de 3.0 litros de desplazamiento, con una potencia de 302 hp y una velocidad terminal cercana a los 280 Km/h. Las siglas GTO, significan "Gran Turismo Omologata" en italiano, se refiere a que es un Gran Turismo Homologado para la competición. La hermosa carrocería es obra de Sergio Scaglietti y la mecánica fue obra de Mauro Forghieri. Su periodo de fabricación fue tan solo de dos años y salieron de las líneas de producción de Maranello solamente 36 vehículos y todos fueron usados en competencias. Ferrari ganó tres títulos mundiales consecutivos de la categoría GT de 1962 a 1964. Su valor es incalculable, y en subastas se han llegado a pagar hasta 30 millones de dólares por un ejemplar.

 

2.Ferrari 356 GTB/4 Daytona (1968-1974). Este mítico y raro Ferrari no tiene como nombre oficial Daytona, pero gracias al triunfo de Ferrari en las 24 Horas de Daytona, el público empezó a llamarle así. El motor esta situado en la parte delantera del auto y se trata de un descomunal V12 de casi 4.4 litros que generaban 352 caballos de fuerza. La iniciales del nombre significan Gran Turismo Berlineta. El Daytona es obra de Pininfarina, se construyeron 1,406 autos de los cuales 1,284 fueron GTB, con carrocería cerrada y tan sólo 122 GTS (Gran Turismo Spider), convertibles. Su producción fue de 1968 a 1974 y es uno de los Ferraris más buscados y cotizados en el mercado de clásicos. El auto se hizo aún más famoso gracias a la serie Miami Vice en los ochenta, pero el auto que conducía el detective Sonny Crockett era una vil réplica.

 

3.- Ferrari 288 GTO (1984-1986). Nos encontramos de nuevo con un Ferrari homologado para la competencia, el 288 GTO es una creación para competir en el Grupo B de FIA, en donde se invitó a los fabricantes de autos a crear autos extremos, espectaculares, poderosos en donde el arrojo y talento de los pilotos se pondría a prueba. El 288 porta un motor central de ocho cilindros en V de 2.8 litros de desplazamiento. Para descifrar el nombre podemos decir que el 2 y el 8 hacen referencia al tamaño del motor y el segundo 8 nos indica el número de cilindros. Se fabricaron 272 autos entre 1984 y 1986. La potencia de esta bestia creada por Pininfarina era descomunal, pues el motor tenía dos inmensos turbocargadores que le permitían desarrollar sin problemas los 400 caballos de fuerza y una velocidad tope de 305 Km/h. El Grupo B de FIA fue cancelado, ya que hubo una inmensa cantidad de accidentes fatales con esos autos tan potentes. Una pieza verdaderamente hermosa y difícil de ver.

 

4.- Ferrari F40 (1987-1992). Este es sin lugar a dudas el padre de los llamados Súperautos, es el último auto desarrollado por Enzo Ferrari y sabedor de ello, el Commendatore decidió crear un auto de calle fuera de toda lógica. El F40 era un proyecto para que el constructor italiano regresara a las 24 Horas de Le Mans, creado en los inicios de los materiales de la era aerospacial, la carrocería diseñada por Pininfarina se fabricó con fibra de carbón, Kevlar, Nomex y aluminio. El motor V8 provenía del 288 GTO, también se colocó en la parte central, pero la potencia era mucho mayor gracias a los turbocargadores y a los avances en la gestión electrónica, el poder se elevó hasta los 478 caballos de fuerza y dado que el F40 pesaba 1,100 kilos la velocidad terminar era vertiginosa, 325 km/h sin ningún tipo de asistencia electrónica. Se produjeron 1,315 autos en la factoría de Maranello entre los años 1987 a 1992. Su precio inicial fue de 400 mil dólares y con el F40, Ferrari impuso el requisito de ser un cliente previo y seleccionado para poder adquirirlo.

 

5.- Ferrari Testa Rossa 250 (1957). El nombre de este bólido se debe al color de la cabeza (Testa) del motor, pintada de color rojo (Rossa). El diseño es obra de Carrozzeria Scaglietti propiedad de Sergio Scaglietti, quien trabajó muchos años con Enzo Ferrari. El estilo del 250 TR está inspirado en los Fórmula Uno de los años cincuenta, según declaraciones de su creador, las salpicaderas delanteras eran unos inmensos pontones que ayudaban a enfriar los inmensos frenos de tambor del TR en alta velocidad.Su diseño se apegó a los nuevos reglamentos de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) que exigía un límite de tres litros en los motores. Enzo Ferrari decidió colocar un motor V12 que cumpliera con los requerimientos de la FIA, el auto poco a poco fue desarrollado hasta convertirse en un ganador, que le valió a Ferrari cuatro campeonatos del mundo de constructores de autos Sport y además cuatro victorias en la mítica carrera de las 24 Horas de Le Mans. Como dato cultural, un Ferrari Testa Rossa fue el último auto con motor delantero en ganar la justa en el circuito francés de La Sarthe. Recientemente un Ferrari 250 TR 1957 fue subastado en la friolera cantidad de 16 millones de dólares

 

6.- Ferrari 250 LM (1964-1965). La intención de Enzo Ferrari con este auto era la de crear un auto deportivo para uso en la calle, pero que también fuera un ganador en las pistas, no lo consiguió con este auto, pero la belleza del diseño lo hace estar en esta exclusiva lista. La carrocería es obra de Pininfarina y construida por Scaglietti entre los años 1964 y 1965, solamente 32 autos se fabricaron. Portaban un motor central longitudinal, un V12 de casi 3.3 litros y aunque el desplazamiento de cada cilindro era mayor a 250 cc, la nomenclatura no cambió. La potencia del V12 era de 320 caballos y gracias a su conformación y fabricación tubular era un verdadero deportivo. Este auto ganó las 24 Horas de Le Mans en 1965 a manos de los pilotos Jochen Rindt y Masten Gregory.

 

7.- Ferrari 330 P3. Este prototipo del cual sólo se fabricaron tres ejemplares sirvió a Ferrari para dar un salto cuántico en cuanto a tecnología y materiales de construcción. La bella carrocería era de fibra de vidrio, la primera vez que el constructor italiano usaba ese material, en lugar del aluminio. Los famosos carburadores Weber que siempre caracterizaron el sonido de los Ferraris V12, cedieron su lugar a un sistema de inyección directa de combustible Lucas de procedencia británica y la transmisión era una ZF alemana. El P3 se enfrentó con el descomunal Ford GT40 y aunque contaba con un motor V12 de casi cuatro litros y 420 caballos de fuerza, nunca pudo hacerle sombra al GT40 que bajo la cubierta escondía un V8 de 7.0 litros. El P3 no fue exitoso en las pistas, pero marcó la pauta y el modelo 330 P4 fue prácticamente invencible.

 

8.- Ferrari 750 Monza (1954-1955). Una "Barqueta" de los años cincuenta, este modelo de suaves líneas fue creado con una sola premisa en mente, ganar las carrera de los 1000 kilómetros de Monza, para ello, el motorista Aurelio Lampredi convenció a Enzo Ferrari de dotar al 750 con un motor de cuatro cilindros, en lugar de uno de doce como era habitual en la fábrica de Maranello y fue diseñado por Dino Ferrari. El motor propuesto fue uno de 3.0 litros que entregaba 250 caballos de fuerza y tenía una velocidad punta de 265 Km/h, todo esto gracias al bajo peso de 750 kilos, de aquí deriva su nomenclatura, al contrario que en los demás modelos que se basan en la dimensión del cilindro como referencia. Se fabricaron 31 autos de este tipo y además de ser una bellísima pieza de museo, su cotización es muy alta. Un Ferrari 750 Monza participó en la Carrera Panamericana en México en 1954 sin mucha suerte, pero sí venció en los 1000 kilometros de Monza.

 

9.- Ferrari Enzo (2002-2004). Es una de las extravagancias más grandes del fabricante italiano, el auto en honor al fundador de la marca, es virtualmente un Fórmula 1 para dos. Construido enteramente en fibra de carbón es obra del diseñador japonés Ken Okuyama de la casa Pininfarina. Tiene un motor central de 12 cilindros y seis litros de desplazamiento. La potencia del Enzo es de 660 hp y su velocidad tope ronda los 360 km/h. El siete veces campeón del mundo de F1, Michael Schumacher estuvo involucrado en el desarrollo y puesta a punto de cada uno de los 400 autos que se fabricaron en dos años.

 

10.- Ferrari 458 Italia. Éste es el Ferrari más fácil de conseguir de nuestra lista, ya que está a la venta en todos los distribuidores Ferrari del mundo. Este modelo representa a una marca moderna, funcional y con una belleza estética sin comparación, el 458 aporta nuevas tendencias y retoma rasgos característicos de la marca, como la salida de escape triple que tomó del F40. Se presentó en el Salón de Frankfurt en 2009 como modelo 2010 y porta un motor central de 4.5 litros con ocho cilindros colocados en V, de allí su nomenclatura. Dicho motor entrega 570 caballos de fuerza y cuenta con una transmisión semiautomática de doble embrague al más puro estilo de un Fórmula Uno. El diseño exterior es obra de la casa italiana Pininfarina.

¿Qué opinas? Cuéntanos