Reportes de Manejo

FIAT 500 Lounge 2012 a prueba

El icónico 500 fabricado en México ahora con una excelente transmisión automática de 6 velocidades

28/07/2011

FIAT 500 Lounge 2012 a prueba
28/07/2011,

Antecedentes

Hablar de la firma italiana FIAT obliga a mencionar al vehículo más icónico no solo en la historia de la marca, sino de la industria automotriz italiana. El 500 es el símbolo innegable de recuperación de la debilitada Italia de la posguerra, es el vehículo responsable de haber puesto sobre ruedas al pueblo de dicho país gracias a su tremenda economía de operación y reducido precio en aquellos tiempos difíciles.

 
El FIAT 500 de la actualidad que ya no es más un vehículo para las masas, resucitó exactamente 50 años después que el modelo original (1957) arribara al mercado y es sin duda junto con el MINI Cooper y el VW Beetle una prueba fiel de que los vehículos retro bien ejecutados son un motor tremendo para generar imagen de marca, así como un modelo de negocio sumamente rentable. Ya que todos estas reinterpretaciones modernas de aquellos emblemáticos autos antes mencionados son autos muy trendy, están llenas de lujo, amenidades y seguridad, por los que los consumidores están dispuestos a pagar bastante dinero por ellos.
 
El FIAT 500 llegó a México en septiembre de 2008 de la mano de un importador que aunque tenía las mejores intenciones, tuvo que librar una feroz batalla en contra de la paridad cambiaria (el 500 era traído de Europa en ese momento) que redundaba en precios muy elevados, así como una controvertida imagen de marca luego del abandono de la marca a sus clientes cuando esta fue comercializada por General Motors.
 
Actualmente, el FIAT 500 es fabricado en la planta de Chrysler en Toluca, Estado de México en donde también se fabrica el Dodge Journey cuyo hermano gemelo es el FIAT Freemont. El 500 será comercializado en todo el continente americano tiene además la particularidad de que en lugar de ofrecer una transmisión semiautomática Dualogic, ofrece una verdaderamente automática de seis relaciones de funcionamiento mucho más suave provista por Aisin.
 
Lo anterior permite a FIAT traer a los diferentes mercados de nuestro continente un 500 con precios más competitivos, así como especificaciones más apropiados  para las necesidades de los consumidores.
 
Precio: $264,900 pesos

Características Técnicas y Mecánicas

Una de las características más atractivas del FIAT 500 es la tecnología de sus motores siempre enfocada a reducir consumo y emisiones, este año la firma ganó los reconocimientos a Motor Internacional del Año en las categorías de mejor motor de menos de 1.0 litro y mejor motor ecológico con el TwinAir de dos cilindros y 875 cc que está disponible en Europa. 

 
Si bien es cierto el citado motor no está disponible para el 500 de Norteamérica, el 1.4 litros Multiair de 16 válvulas ofrecido es una mecánica que también sobresale en los ya mencionados aspectos de economía y protección al ambiente. La potencia entregada es de 100 hp y 98 Lb-pie de torque que son enviados al tren delantero vía transmisiones manual de cinco velocidades o como en el caso de la versión probada, automática de seis con modo manual que dicho sea de paso fue desarrollada específicamente para la comercialización del auto en Norteamérica con la intención de ofrecer mayor suavidad al momento de efectuar los cambios.
 
Al igual que con el modelo que provenía del viejo continente, el FIAT 500 mexicano llega al mercado con siete bolsas de aire (para todas las versiones con excepción de la más básica): Frontales, laterales, de cortina y una más para las rodillas del conductor, asimismo se ofrece de serie en todas las variantes: Control de Estabilidad, ABS y Asistente de Arranque en Pendientes.
 
Por último la dirección es hidráulica electro – asistida, mientras que la suspensión es McPherson adelante y Semi-independiente atrás.

Confort

En el interior, la cabina del FIAT 500 es tan atractiva y bien lograda como el exterior, el cluster de instrumentos está muy bien resuelto con círculos concéntricos analógicos en el caso del velocímetro (círculo exterior) y tacómetro (círculo central), así como un círculo digital al centro que despliega la información relativa a: Temperatura, nivel de combustible, reloj, computadora de viaje, entre otros. 

 
El resto del tablero mantiene ese aire retro gracias a los insertos plásticos al color de la carrocería y el aro cromado en algunos botones como el de las intermitentes.  
 
La posición de manejo es elevada, lo que confiere buena visibilidad y comodidad para maniobras en el tránsito, aunque esta situación también significa que la posición es más parecida a la de una camioneta que a la de un auto común.
 
Por lo que hace al equipamiento de conveniencia destaca el aire acondicionado automático, sistema de comunicación manos libres Blue & Me, sistema de audio con interfase para iPod, espejos y cristales eléctricos, volante de posiciones con mandos de audio, asientos forrados en cuero, techo panorámico que tiene el mismo pecado que el de MINI, esa cortinilla que no logra aislar el habitáculo en los días calurosos, etc.

Manejo

El FIAT 500 es un vehículo diseñado para las grandes ciudades, sus pequeñas dimensiones le permiten moverse con facilidad en el tránsito de las grandes urbes, asimismo encontrar espacio para estacionarse nunca resulta complicado. 

 
La respuesta del pequeño propulsor 1.4 en conjunto con la nueva transmisión automática es sorprendentemente buena, el 500 sin llegar a sentirse brioso y deportivo, ahora se mueve con suficiente soltura como para alcanzar ritmos alegres sin mucha dificultad, lo anterior sin duda gracias al buen escalonamiento de la caja que logra aprovechar muy bien la potencia bajo cualquier régimen de giro.
 
La calidad de marcha en general es buena, aunque la dirección se puede calificar de ligeramente sobre asistida, sin que llegue a resultar en el inconveniente de no saber absolutamente nada sobre la posición de las ruedas frontales. Pero si le vendría bien algo más de dureza. Por otro lado, las maniobras a bajas velocidades como las de estacionamiento son una delicia. Las suspensiones filtran bien las imperfecciones del camino, confirmando una vez más que el ambiente idóneo del pequeño italiano son las ciudades.
 
Ya en carretera el Fiat 500 se comporta razonablemente bien, nuevamente hay que aclarar que las aceleraciones y recuperaciones no son las de un deportivo y si bien es cierto alcanzar ritmos por encima de los 100 km/h no es problema si hay que estar consciente de que sus áreas fuertes son la comodidad y el reducido consumo de combustible.

Conclusión

 
No cabe duda que son pocos los vehículos que tienen el atractivo estético del FIAT 500, es quizá de los autos retro, el más adaptado para manejo en ciudad ya que el MINI aún en las versiones atmosféricas es duro de suspensión y con una posición de manejo muy baja que a la larga puede cansar un poco. El Beetle por su parte que acaba de ser renovado es más grande, con la consecuente ganancia en espacio, pero también con algo de pérdida en el terreno de la practicidad para andar en ciudad y como coche netamente personal.
 
El hecho de ser fabricado en nuestro país y que sea comercializado con el respaldo de una firma con operaciones inmensas en México como es Grupo Chrysler significa también que los consumidores por fin podrán estar tranquilos no solo por un tema de disponibilidad de refacciones, sino también porque FIAT ha regresado para quedarse y para muestra solo falta ver que su vehículo más importante es fabricado aquí.

Galerías asociadas

Comentarios

Búsqueda

Ingrese los términos de su búsqueda

Más Noticias