Chevrolet Camaro SS 2010 a prueba
15/04/2009 Reportes de Manejo

Chevrolet Camaro SS 2010 a prueba

Una reinterpretación perfecta del Camaro de antaño, el mejor muscle car del mercado.<BR>

15/04/2009 Reportes de Manejo

Chevrolet Camaro SS 2010 a prueba

Una reinterpretación perfecta del Camaro de antaño, el mejor muscle car del mercado.<BR>

Antecedentes

Los tiempos jamás fueron tan complicados para General Motors como lo son en la actualidad, la General vive una situación crítica debido a muchos factores que se fueron encadenando de tal manera que la recuperación ha sido imposible. La ayuda por parte del Gobierno de EU ha estado llegando, pero el congreso ha sido enfático en la necesidad de que GM traiga al mercado vehículos eficientes y ecológicos.

En un principio, la llegada del Chevrolet Camaro 2010 podría contraponerse a lo antes mencionado, se trata de un Muscle Car con motor V8, 400hp y tracción trasera. Pero sorprendentemente los ingenieros de GM han logrado un rendimiento promedio de 25mpg en carretera, lo que le ha valido buenas calificaciones por parte de la EPA. Aún así este nuevo Camaro se las arregla para despedazar a sus rivales; el Ford Mustang que fue renovado para 2010 y al Dodge Challenger que aún en la versión SRT-8 es más lento en el 0 - 100km/h.

El último Camaro que fue fabricado en 2002 era un platillo volador poco atractivo que no atendía a los gustos de los consumidores, tuvieron que pasar siete años de ausencia y permitir que el Mustang disfrutara del mercado en solitario desde 2005 para que GM trajera este Camaro 2010 que aunque si se basa en algunos elementos de diseño de los viejos Camaro, logra reinterpretar de manera sublime lo que debiera ser un muscle car del nuevo milenio.

Cambios Exteriores: Completamente nueva, un diseño que toma elementos de los viejos Camaro y lo reinterpreta para lograr el muscle car del nuevo milenio.
Cambios Interiores: Diseño retro en consola, volante y cluster de instrumentos.
Precio: De $430,000 a $530,000 pesos

Características Técnicas y Mecánicas

La unidad que tuvimos a prueba emplea un V8 de 6.2 litros (L99) que entrega 400hp y 410 lb/pie, este motor equipa la tecnología de desactivación de cilindros de GM que conocimos en las SUVs de peso completo como la Suburban o Yukon. La transmisión es automática de seis relaciones con mandos en el volante. Es importante señalar que el Camaro SS en su versión manual emplea igualmente un V8 de 6.2 litros, pero se trata de un LS3 derivado del Corvette, con 426hp y 420lb/pie acoplado a una transmisión de seis cambios provista por Tremec. El L99 es una mecánica de menor compresión y revoluciones que el LS3.

Evidentemente y como no podía ser de otra manera, la tracción es a las ruedas traseras ya que el Camaro emplea la plataforma de los General Motors Australianos mejor conocida como Zeta, claro algo más corta y con una rediseñada suspensión trasera independiente multilink. Lo anterior significa que el Camaro 2010 no solo va muy duro en recta, ahora también da vuelta como un deportivo en serio. La suspensión de la variante SS es también más rígida que aquella empleada para las versiones V6 que dicho sea de paso emplean el motor del CTS.

Los neumáticos son unos enormes Pirelli P Zero 245/40 R20 y 275/40 R20 para el eje delantero y trasero respectivamente, que esconden unos discos de freno de 14 pulgadas con pinzas de 4 pistones firmadas por Brembo.

Los números del Camaro SS 2010 son bastante serios, con un 0 - 100 km/h en solo 4.6 segundos, un elemento importante para garantizar todo el grip al salir de una curva es que las versiones SS incorporan un diferencial de derrape limitado. El control de tracción y estabilidad pueden ser desactivados para permitir algo de deslizamiento en el eje posterior.

Evolución Técnica: Un conjunto bien logrado, motores potentes, frenos efectivos y un chasis bien afinado.
Beneficios para Usted:  El Camaro SS no solo luce bien, es un deportivo en toda la extensión de la palabra.
Puede Mejorar: Las credenciales del Camaro son inmejorables, más aditamentos solo incrementarían su precio.

Confort

Un detalle que sorprende del nuevo Camaro 2010 es la calidad de marcha que ofrece, la utilización de la plataforma Zeta ha dado muy buenos dividendos, no solo es un auto muy capaz en el terreno deportivo, sino que también es cómodo y silencioso, incluso se torna algo complicado escuchar el motor los ocupantes de los autos vecinos disfrutan más del rugido del motor que los ocupantes del Camaro. Asimismo las imperfecciones del camino son aisladas de manera por demás adecuada.

El nivel de equipamiento es amplio y ofrece lo necesario para brindar trayectos cómodos; cristales y espejos eléctricos, aire acondicionado que no es automático (hecho que decepcionó un poco), mandos de audio y conexión Bluetooth en el volante, quemacocos, asientos deportivos forrados en cuero con calefacción.

La ergonomía es en términos generales buena, la disposición de los mandos para el clima es un tanto extraña, ya que dos grandes perillas agrupan las funciones del aire acondicionado, temperatura y hasta la calefacción para los asientos, pero es cuestión de acostumbrarse, ya una vez logrado eso son simples de operar. El volante es demasiado grande y con un diseño que si bien es retro, si está algo exagerado.

En el caso de este renacido Camaro, el interior también guarda muchas reminiscencias del modelo antiguo, dos rectángulos en el cluster de instrumentos son la morada del velocímetro y cuenta revoluciones, mientras que entre dichos rectángulos se encuentra un display digital que muestra varios tipos de información como la autonomía de combustible.  La parte baja de la consola central incorpora 4 medidores análogos, que lucen muy bien, pero que no están a la vista de manera práctica, ya que al estar ubicados a la altura de la palanca de cambios es necesario quitar la vista del camino para revisarlos.

El equipo de audio está firmado por Boston Acoustics y ofrece entrada USB y auxiliar para reproducir la música almacenada en diversos dispositivos.

Mejoró: Buen nivel de equipamiento y aislamiento acústico, algunos plásticos podrían tener mejor tacto.

Manejo

Ya en el camino, el Chevrolet Camaro 2010 es una delicia desde cualquier perspectiva, no solo tiene una presencia inigualable en el asfalto, ni el Challenger y mucho menos el Mustang se ven tan imponentes y espectaculares como el Camaro, claro que esa excepcional estética cobra la factura al conductor en cierto sentido, la visibilidad es mala incluso hacia adelante, el prominente cofre tiene una línea tan plana que es muy complicado calcular las proporciones de la parte frontal, hacia atrás la cosa se pone peor, los estilizados espejos en conjunción con una línea de hombro prominente y unos postes C muy anchos hacen las maniobras de estacionamiento hacia atrás todo un triunfo (hacen falta los sensores de reversa).

Una vez superado el trauma de estacionarse o moverse en condiciones de tráfico pesado, todo es un disfrute, el V8 de de 400hp tiene una nota excepcional, adictiva. Las aceleraciones son verdaderamente sorprendentes y no importa bajo que circunstancia nos encontremos el Camaro SS siempre tiene potencia de sobra. La transmisión hace un trabajo excepcional, en condiciones de manejo relajado y en modo Drive mantiene un régimen amable con el consumo de combustible, el ronroneo del motor avisa a los conductores de las proximidades que bajo el cofre habita una bestia. Al pasar a modo Manual la cosa cambia y la caja aguanta los cambios tanto como le exijamos, incluso llega el corte de gasolina, pero la relación seleccionada se queda hasta que indiquemos lo contrario.

Hay también un modo automático Sport para aquellos que no se quieran complicar la vida haciendo cambios con los botones ubicados en la parte trasera del volante, pero que gusten de escuchar la nota del motor al acercarse la zona roja del tacómetro, en este modo los cambios ocurren muy arriba, explotando cada caballo de fuerza e incluso la caja hace los cambios descendentes de manera muy adecuada, aunque se sienten algo bruscos.

En zona de curvas el Camaro se planta bien, es noble y predecible, la suspensión independiente multilink atrás le permite entregar un refinamiento y control que el Mustang no puede, incluso con todo ese poder bajo el cofre el auto es muy controlable aún con las asistencias electrónicas desconectadas, solo una corrección en la dirección y el Camaro encuentra el camino correcto, la dirección es muy precisa, mucho más de lo que en primera instancia sugiere el sobredimensionado volante.

Lo bueno: Desempeño sorprendente no solo en recta, el Camaro 2010 frena y curvea como los mejores.
Puede Mejorar: La visibilidad mala.

Espacio de Carga

Aunque se trata de un coupé 2+2 las plazas posteriores no son aptas para un adulto de talla media, el primer factor es el del espacio para las piernas y el segundo es que la forma tendida del todo obligará a ir con la cabeza agachada.

La cajuela por su parte aunque tiene una capacidad decente para guardar el equipaje de dos personas, aunque tiene una boca de entrada ridículamente pequeña, lo anterior impedirá que se puedan alojar objetos grandes, es decir el equipaje tendrá que estar acomodado en bultos más o menos pequeños.

Puede Mejorar: Una boca de cajuela más grande otorgaría mucha mayor versatilidad a la cajuela, aunque impactaría negativamente al diseño.

Competencia

El Camaro 2010 tiene como competidores naturales al Ford Mustang y Dodge Challenger, la situación con esta versión SS es que tiene 100hp más que el Mustang GT, pero será también sustancialmente menos potente que la versión Shelby. Lo mismo sucede con el Challenger, ya que el R/T con el V8 Hemi es menos potente, pero el SRT-8 tiene más potencia, aquí la cosa es más pareja y de hecho el Camaro SS es más capaz tanto en aceleraciones como en curveo y frenado que el Challenger SRT-8. El nuevo Nissan 370 Z también es un competidor para el Camaro según GM, en desempeño su menor peso y tamaño le permiten superar al Chevrolet pero no se trata de un muscle car.

De cualquier manera queda claro, el nuevo Chevrolet Camaro 2010 se erige como el mejor muscle car de la actualidad.

 

 

Get Microsoft Silverlight

Comentarios

Carlos González. (Director):Pese a que se tardó mucho en aparecer como respuesta al Mustang, es una pieza automotriz muy bien lograda y sin duda tendrá mucho éxito e imagen para Chevrolet. Sin duda destaca lo poderoso de su motor pero más allá de eso, que finalmente se logró un deportivo urbano que no sólo puede manejarse en pista sino que puede utilizarse como auto de todos los días. Es sin duda, después del Cadillac CTS y el Malibú, de lo mejor que ha hecho General Motors en términos de reinvención de productos.

Contacto

rubenhoyo@autocosmos.com

¿Qué opinas? Cuéntanos