Cambio del líquido anticongelante del motor
14/05/2007 Tips

Cambio del líquido anticongelante del motor

<EM>Como norma general se debe sustituir cada 2 años o 40.000 kilómetros todo el líquido, porque en ese tiempo el anticongelante ha perdido ciertas cualidades, como las anticorrosivas </EM> <EM>Por: Giovanna Ferreyra</EM>

14/05/2007 Tips

14 de Mayo de 2007: El anticongelante es un producto que, a pesar de su denominación, juega un papel más importante en verano que en invierno, puesto que su función se realiza en el circuito que refrigera el motor, por esa razón también se llama refrigerante. No obstante, en invierno también el líquido cumple funciones básicas para el funcionamiento y para la vida del motor.

Para el cambio del líquido solo hay que seguir el siguiente procedimiento:

- Estacionar el vehículo en un lugar seguro y verificar que no haya niños ni mascotas en el área, ya que la sustancia que contiene el refrigerante es tóxica (Etilén glicol), tiene un sabor dulce y puede ser ingerido por accidente

- Una vez que el motor esté frío, coloque un recipiente lo suficientemente grande para almacenar el anticongelante del radiador, abra la válvula de drenaje y vacíe el radiador para eliminar el óxido y  los sedimentos. Cierre la válvula de drenaje y disponga adecuadamente del anticongelante usado.

- Si se desea limpiar el sistema de enfriamiento completo, es necesario abrir la tapa del radiador, llenarlo con agua y de algún limpiador del sistema de enfriamiento, encender el motor y la calefacción por el tiempo establecido por el fabricante del agente limpiador. Apagar el motor y esperar a que se enfríe para luego repetir la operación únicamente con agua.

- Agregue anticongelante nuevo de acuerdo a la cantidad requerida, dependiendo del modelo de su vehículo y en la concentración adecuada según la protección de temperatura deseada. Encienda el motor y la calefacción hasta que el motor llegue a su temperatura normal de operación para permitir que el anticongelante se disperse en el sistema de enfriamiento. Apague el motor y espere a que se enfríe.

- Revise el nivel y la concentración del anticongelante algunos días después de haber realizado el cambio.

Recordemos que las presiones absolutas en el circuito de refrigeración, que pueden llegar a 2,3 atmósferas, equivalen a temperaturas de ebullición del anticongelante de entre 140° C y 150° C. Por esa razón es preciso emplear anticongelantes con puntos de ebullición por encima de las temperaturas reales de trabajo. De no ser así, los líquidos se evaporarían y se produciría el fenómeno de la cavitación, originando bolsas de gases sobre partes metálicas, las cuales no recibirían el necesario contacto del líquido, con grave riesgo de deterioros.

Algunas marcas, manejan en ciertos modelos el líquido de por vida. Suelen tener una coloración que si cambia, delata alguna alteración en su composición, en la que entran determinados aditivos, y no admiten mezcla con otros líquidos anticongelantes.

Por otra parte, el empleo actual de ciertos materiales en partes del circuito de refrigeración, necesitan el uso de anticongelantes adecuados. De ahí que sea un error que propicie riesgos la mezcla de anticongelantes con diferentes especificaciones.

giovanna@autocosmos.com

¿Qué opinas? Cuéntanos